Ir al contenido

Archivos por mes: agosto2014

Apple quiere que Health Kit ayude a tu médico a controlar tu salud

Apple planea implantar el uso de Health Kit en los hospitales y centros de salud de todo el mundo. Las funciones de control de parámetros relacionados con el estado físico y la salud de las personas, podrán ser usadas por los médicos para seguir la evolución de los pacientes.

salud-ios-708x500

En la pasada WWDC 2014, Apple anunció a bombo y platillo el lanzamiento de su nuevo sistema de monitorización de la salud y actividades físicas. Lo bautizó como Health Kit, y es la gran apuesta para liderar las aplicaciones de fitness y salud en las generaciones venideras de dispositivos móviles y weareable, principalmente. La fiebre que se espera que se desate en los próximos tiempos, por productos como relojes o pulseras inteligentes, va a potenciar el uso de multitud de aplicaciones desarrolladas específicamente para ser adaptadas a las peculiares características de estos gadgets. Y sin duda, el cuidado de la salud y la práctica de actividades físicas y deportivas van a estar a la cabeza de ello.

Apple quiere volver a ser una referencia, esta vez en el sector de las aplicaciones que controlan el estado físico y la salud, y para tratar de lograrlo presentó en sociedad Health Kit, su aplicación dedicada a la monitorización de distintos parámetros y constantes vitales de nuestro cuerpo. Pero tal vez con lo que no contaban los de Cupertino era con los obstáculos legales y burocráticos que iban a tener que sortear para llevar a cabo su desarrollo. Se espera que la aplicación venga integrada en el nuevo iPhone 6 del que se rumorea que podría ser presentado el próximo mes de septiembre.

Y es que una de las principales ambiciones de Apple es no limitar esta aplicación al uso de personas que practiquen actividades deportivas. Por ello, está negociando con diversas compañías tecnológicas proveedoras de servicios médicos, para que Health Kit se pueda usar en los servicio de los hospitales y centros de salud de todo el mundo.  Se crearía de este modo, una herramienta más para proporcionar a los médicos un mejor seguimiento de la evolución y los síntomas de los pacientes. De esta forma, parámetros como la presión sanguínea, el ritmo cardíaco o el peso, serán factores fácilmente identificables y no habrá que recurrir a distintos medidores al estar toda la información centralizada.

La gestión de la información privada de Health Kit

Pero Apple deberá además decidir de qué forma van a poder los usuarios autorizar la recogida de datos privados relativos a su salud, para poder ser enviados o consultados por los servicios de salud. Para ello, permitirá otorgar o no autorizaciones de forma manual a terceras empresas para poder acceder a dichos datos, a la vez que aquella información relativa a la salud que sea almacenada en iCloud, podría disponer de un cifrado para evitar que pueda ser accesible por otras personas. La publicación o suministro de información relativa a la salud se suele regir por normativas más estrictas y restrictivas que otro tipo de datos y Apple tendrá que adecuar las características de estas funcionalidades a la legislación vigente en cada territorio. La privacidad y la protección de información sensible de los usuarios es una de las piedras que Health Kit se va a encontrar en el camino, veremos si en un futuro logra consolidarse como un importante avance en el campo de la medicina.

Fuente: http://www.adslzone.net/

Aprovecha científico mexicano mecanismos de la medusa para iluminar procesos biológicos

Hace más de 20 años se descubrió que una serie de genes que codifican para proteínas fluorescentes son la causa por las que algunas medusas producen destellos verdes. Desde entonces su uso se ha expandido notablemente entre los científicos, no sólo para crear otros organismos fluorescentes, transfiriendo el gen de un organismo a otro, sino para estudiar diversos procesos biológicos.

El mexicano Enrique Balleza es uno de los más interesados en este tema, y desde el Departamento de Biología Molecular y Celular de la Universidad de Harvard realiza su investigación postdoctoral para caracterizar el tiempo de activación de múltiples proteínas fluorescentes aisladas, con ingeniería genética, de la medusa.

medua para iluminar procesos biológicos

Lo anterior debido a que estas proteínas requieren de cierto tiempo para su activación. Es decir, las proteínas no fluorescen inmediatamente después de su producción y requieren, muchas de ellas, varias decenas de minutos antes de emitir luz.

El hecho de que las proteínas fluorescentes de la medusa no requieran de factores adicionales para fluorescer es lo que las vuelve herramientas tan valiosas en el estudio de procesos celulares y moleculares.

“Por ejemplo, si queremos conocer en qué parte de la célula se ubica cierta proteína, podemos marcarla pegándole una proteína fluorescente”, comenta el doctor Balleza, quien es miembro de la Red de Talentos de Mexicanos en el Exterior Capítulo Boston.

“Mis medidas muestran que algunas de las proteínas fluorescentes que utilizamos se activan en sólo algunos minutos. Con estas proteínas de ultra rápida maduración podemos estudiar fenómenos que antes no se podían debido al lento proceso de activación de las proteínas antes usadas”, señala el doctor, quien realizó su doctorado en el Instituto de Ciencias Físicas de la UNAM.

Este avance permite adentrarse en nuevas fronteras de la biología molecular y celular, al comprender la relación dinámica entre los genes de un organismo en procesos celulares rápidos a partir del uso de proteínas fluorescentes de rápida maduración, con lo que ayudará a comprender mejor las interacciones genéticas dentro de las células.

Otra aplicación de estos elementos es conocer en qué momento distintas proteínas son producidas y utilizadas por los organismos. En general, los genes no producen proteína todo el tiempo ya que su actividad temporal está regulada por factores externos o internos a la célula. Así, al pegarle al gen cuya dinámica se quiere conocer un gen que codifique para una proteína fluorescente, es posible identificar el momento exacto en el que se activa y transcribe dentro de la célula. (Agencia ID).

Fuente: www.invdes.com.mx

Determinada la importancia de una proteína en el párkinson

José Pichel Andrés/DICYT.  Madrid.

Una investigación del Instituto de Biología Funcional y Genómica (IBFG, centro mixto del CSIC y la Universidad de Salamanca) ha descubierto que la deficiencia en la proteína PINK1, implicada en algunos casos de la enfermedad de Parkinson, reprograma el metabolismo energético celular, lo que afecta a la supervivencia de las neuronas. Asimismo, encuentra que este mismo efecto, en células con capacidad de división, contribuye a la proliferación celular. La investigación ha sido publicada hoy en la revista científica Nature Communications.

proteina_parkinson

PINK1 es una proteína quinasa que se encuentra mutada en algunos enfermos de párkinson, especialmente en una forma juvenil, una variante de la enfermedad que se manifiesta a edades tempranas. Sin embargo, “se sabe muy poco sobre las funciones de esta proteína, por lo que decidimos estudiarla para contribuir a identificar posibles nuevas dianas terapéuticas contra el párkinson, ya que en la actualidad los tratamientos no son completamente eficaces”, señala en declaraciones a DiCYT Juan Pedro Bolaños, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Salamanca en el IBFG y coordinador del estudio.

Esta “proteína centinela” detecta si hay algún daño en la mitocondria, el orgánulo que produce la energía de las células, para activar un programa de destrucción selectiva y así evitar que el problema se propague. Precisamente, “el daño en la mitocondria es uno de los eventos previos a la sintomatología del párkinson, una enfermedad considerada comomitocondriopatía”. Por eso, las neuronas que portan mutaciones en PINK1 no son capaces de reconocer que hay un problema en la mitocondria, no lo resuelven y terminan por tener una deficiencia energética que compromete su viabilidad.

Los científicos utilizaron ratones knockout para esta proteína, es decir, animales que no la expresan, para comprobar si su ausencia altera el metabolismo celular. Tanto en las células aisladas (in vitro), como en el ratón vivo (in vivo), observaron un fuerte aumento en la velocidad del consumo de glucosa a través de la vía glucolítica (o glucólisis), una forma de transformación de glucosa en energía.

Más tarde entendieron que este fenómeno se debía a una reprogramación metabólica. La mitocondria dañada, si no consigue reparar la alteración que sufre, comienza a producir mayores cantidades de las denominadas “especies reactivas de oxígeno”, lo que a su vez activa directamente un factor de transcripción conocido como HIF1, que se encarga de incrementar la expresión de genes que estimulan y ejecutan la vía glucolítica.

 Diversas consecuencias

Este fenómeno tiene importantes consecuencias pero muy diferentes en función del tipo celular. En las células que no se dividen, o postmitóticas, como las neuronas, el incremento de la velocidad de la glucólisis provoca la disminución de otra vía alternativa del metabolismo de la glucosa: la vía de las pentosas-fosfato, una vía metabólica “encargada de mantener el estado redox de la célula, es decir, de protegerla frente al estrés oxidativo”. Sin esa protección, las neuronas mueren, así que este mecanismo contribuye a explicar por qué las neuronas dopaminérgicas (es decir, aquellas cuyo neurotransmisor primario es la dopamina) mueren por estrés oxidativo, como ocurre en el párkinson.

Otra situación muy distinta es la de las células que sí se dividen, en las que los investigadores observaron, con sorpresa, que se producía el efecto contrario: un incremento de la glucólisis que promueve proliferación. En este caso, “la deficiencia de PINK1 reprograma el metabolismo y sostiene la proliferación celular”, resume Bolaños.

En definitiva, el artículo publicado por el IBFG en Nature Communications descubre, por un lado, un mecanismo de muerte neuronal asociado a la enfermedad de Parkinson y, por otro y de forma inesperada, la importancia de PINK1 en división celular, un fenómeno cuyas implicaciones fisiopatológicas aún quedan por resolver.

Papel en neurodegeneración y cáncer

En principio, estos dos efectos (muerte neuronal y división celular) no tienen nada que ver entre sí; sin embargo, en algunos estudios anteriores se ha asociado cáncer con párkinson juvenil causado por las mutaciones en PINK1. “Hasta ahora no se ha prestado mucha atención a una posible relación entre PINK1 y cáncer”, apunta Bolaños, pero este estudio revela cómo la ausencia de esta proteína contribuye a una proliferación celular fuera de control, principal característica de los tumores; así, no sería descabellado pensar en continuar con esta línea de investigación. Hay casos en los que a una proteína implicada en cáncer se le ha descubierto posteriormente un papel en neurodegeneración. Esta vez puede suceder al revés: una proteína conocida en párkinson podría estar relacionada con el progreso de los tumores.

Por otra parte, los resultados de este trabajo refuerzan una de las líneas de investigación del equipo de Juan Pedro Bolaños, que desde hace años viene estudiando la relación existente entre metabolismo energético y estrés oxidativo. “Nosotros pensamos que el consumo de glucosa por vía glucolítica en neuronas sanas tiene que ser moderado para preservar la glucosa en mantener el estado redox por la vía de las pentosas-fosfato. Esto implica que la energía que necesitan las neuronas la obtienen a partir de precursores metabólicos alternativos, algunos suministrados por los astrocitos”, otras importantes células del sistema nervioso.

 Fuente: http://www.larazon.es/

Proyecto “Moonshot” de Google busca descubrir misterios del cuerpo humano saludable

La compañía Google no se ha conformado con ser uno de los gigantes en lo que se refiere a Internet, medios sociales y soluciones móviles. Ahora, la empresa también ha comenzado a trabajar en un proyecto que ha denominado por medios “Moonshot,” el cual pretende recolectar información genética y molecular anónima de aproximadamente 175 personas para crear una imagen de lo que debería ser un humano saludable.

medico-google

El proyecto tiene como nombre oficial Baseline Study, o Estudio de Referencia, por su traducción al español, y está dirigido por el Dr. Andrew Conrad, un científico veterano en el campo de la biología molecular que es famoso por implementar exámenes de bajo costo y alto volumen de SIDA, los cuales permiten determinar si donantes de plasma están libres del virus.

Conrad se unió a Google X, la rama de la compañía que se dedica a la investigación, en marzo del 2013, y ha construido un equipo de aproximadamente 70 a 100 expertos de varios campos, incluyendo la fisiología, bioquímica, óptica y biología molecular.

A pesar de que actualmente existen otros estudios que buscan analizar el genoma humano, el nuevo proyecto de Google difiere de ellos, según algunos expertos, porque se espera que ayude a investigadores a detectar enfermedades mortales, como condiciones cardíacas y cáncer mucho antes de lo que exámenes actuales lo hacen, lo que lograría que la medicina se oriente hacia la prevención, en vez de concentrarse en el tratamiento de una enfermedad ya existente.

“Con cualquier sistema complejo, la noción siempre ha sido el tratar de dirigirse a los problemas de manera proactiva. Eso no es revolucionario. Simplemente nos hacemos una pregunta: Si realmente quisiéramos ser proactivos, ¿qué necesitaríamos saber?”

La respuesta, según el experto, será encontrada en una imagen precisa de modelo de un humano saludable.

De acuerdo con el medio The Wall Street Journal, como parte del proyecto se recolectarán cientos de muestras diferentes usando una gran variedad de nuevas herramientas de diagnóstico, tras lo cual Google usará su tecnología computarizada para encontrar patrones o marcadores biológicos entre los datos recolectados.

Google ha dicho que la información recolectada por medio del proyecto será anónima, que su uso estará limitado a propósitos médicos y que no ninguna información relacionada será proporcionada a compañías de seguro. Sin embargo la investigación podría generar dilemas sobre la privacidad de información médica, han dicho algunos analistas.

Fuente: http://espanol.christianpost.com/