Ir al contenido

Archivos por mes: enero2015

Descubierto un nuevo mecanismo molecular clave para la formación de la piel

En la formación de la piel humana interviene toda una cascada de señales bioquímicas aún no bien conocida, pero muy importante puesto que sus fallos causan enfermedades que afectan a más de la cuarta parte de la humanidad —desde la dermatitis atópica a los cánceres de piel—.

Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), en España, contribuyen ahora a desvelar el proceso descubriendo uno de los eslabones clave, un nuevo mecanismo que regula la diferenciación de las células que integran la mayor parte de la epidermis, los queratinocitos. Además, han descrito que este mecanismo podría estar implicado en el cáncer de piel.

En concreto, los autores han identificado la proteína Fra-2 —cuya función precisa en la piel hasta ahora se desconocía— como elemento clave en la diferenciación de los queratinocitos: si Fra-2 no está activada no hay diferenciación y por tanto la piel no termina de formarse.

El trabajo se ha publicado en portada de la revista Genes & Development, con Stefanie Wurm como primera autora y dirigido por Erwin Wagner, jefe del programa Fundación BBVA-CNIO de Biología Celular del Cáncer.

Los queratinocitos humanos viven alrededor de un mes, y en ese periodo pasan por toda una serie de cambios relacionados con las distintas funciones que cumplen durante su viaje desde la capa más profunda de la epidermis, donde nacen, hasta la superficie con la que nuestro cuerpo toca el exterior.

Queratinocitos (en verde) de la piel de un ratón. Imagen: M. Menacho-Márquez, PLOS Biology, doi:10.1371/image.pbio.v11.i07.g001

En términos técnicos, esta evolución de los queratinocitos se llama diferenciación. Como escriben los autores, “en la epidermis, la inducción de la diferenciación de los queratinocitos es esencial para la adquisición de la función de barrera de la piel, así como para la homeostasis [la estabilidad] del tejido”.

En los últimos años se ha ido desentrañando el bosque de señales bioquímicas implicadas en las transformaciones de los queratinocitos y por ende en la formación de la epidermis. Hoy se sabe que el proceso está dirigido por una plétora de genes localizados en el llamado Epidermal Differentiation Complex (EDC). A su vez, la expresión de estos genes está regulada por la interacción coordinada de las señales bioquímicas que envían pequeñas proteínas, como los factores de transcripción.

El trabajo que ahora se publica muestra que Fra-2, uno de esos factores de transcripción, cumple un papel regulador clave.

“Con la ayuda de modelos específicos de ratón demostramos que con la expresión de Fra-2 en los queratinocitos inducimos también la expresión de los genes en el EDC”, escriben los autores.
Por el contrario, basta la pérdida de Fra-2 en los queratinocitos de la capa suprabasal para provocar defectos que impiden el correcto funcionamiento de la piel como barrera, debido a que se ha reducido la expresión de los genes EDC. Se halla incluso una posible relación con el cáncer. En ratones propensos a desarrollar tumores de piel benignos —papilomas—, el riesgo de que esto ocurriera se redujo al activar Fra-2. Los autores lo atribuyen a que Fra-2 induce la diferenciación precoz de los queratinocitos cancerígenos.

Otra de las novedades tiene que ver con la forma en que tiene lugar la regulación de Fra-2. El trabajo revela que la activación o no de este factor de transcripción depende de las modificaciones químicas que sufre por su interacción con las enzimas Ezh2 y ERK1/2, que acaban funcionando como un auténtico interruptor de Fra-2. Este método de activación no se conocía, y los investigadores quieren ahora estudiar si interviene también en otros procesos.

“Describimos una nueva interacción de Fra-2 con Ezh2”, explica Stefanie Wurm. “Usando técnicas de espectroscopía de masas identificamos una nueva modificación postranslacional de Fra-2: cuando es metilada por Ezh2 [la metilación es una modificación química por la que la molécula gana un grupo metilo], Fra-2 permanece inactiva en las células basales, y cuando es fosforilada por ERK1/2 [adición de un grupo fosfato], se vuelve activa de nuevo”.

Este hallazgo abre nuevas vías para explorar “si este interruptor es un mecanismo general para activar factores de transcripción”, prosigue Wurm. “También queremos estudiar si la inhibición de Ezh2 puede ser una estrategia terapéutica valiosa contra las enfermedades de la piel relacionadas con fallos en la diferenciación de los queratinocitos”.

(Fuente: CNIO)

El sedentarismo, ¿más grave que el sobrepeso?

Recientemente han sido publicados varios trabajos provenientes de los más acreditados centros de investigación en el mundo que demuestran, una vez más, que la pandemia de sedentarismo es aún tan preocupante o más que el fenómeno de sobrepeso y obesidad.

sedentarismo

Al observar el evidente aumento de las enfermedades crónicas, en su gran mayoría asociadas a la coexistencia de sobrepeso, sedentarismo, hipertensión y trastornos metabólicos como niveles elevados de colesterol, triglicéridos y glicemia, resulta difícil discriminar cuáles son realmente los factores de riesgo de mayor prioridad.

El conocido “síndrome metabólico”, “síndrome x” o “cuarteto de la muerte” ha permitido agrupar estas alteraciones cardiovasculares y metabólicas que aumentan el riesgo de diabetes tipo dos, así como el riesgo de padecer eventos graves como infartos o accidentes cerebrovasculares. Todo este “combo” o “paquete de riesgo” se ha relacionado fundamentalmente con el sobrepeso, en especial con el acúmulo de grasa abdominal.

Sin embargo, muchos estudios han podido demostrar que algunos individuos con el mismo grado de sobrepeso y grasa abdominal pueden tener menor riesgo de eventos cardiovasculares y diabetes, gracias a sus buenos niveles de actividad física. Más aún, individuos delgados aparentemente sanos pueden tener hasta el doble de riesgo de morir que personas con sobrepeso, pero con muy buena actividad y condición física.

Aunque lo usual es que las personas delgadas sean más activas que las personas con sobrepeso, esta asociación no es constante, pues no incluye la gran variabilidad en la ingesta calórica diaria. Podemos engordarnos con 1.500 kcal, si tan solo gastamos 1.400, o podemos bajar de peso comiendo 3.000 kcal si gastamos 3.100 cada día.

Pero la aclaración más importante para la salud pública es que el centro y la prioridad de los esfuerzos en salud, para la prevención de enfermedades crónicas, debe ser el aumento, por todos los medios, de los niveles de actividad y condición física de la población. El balance costo/beneficio de esta intervención ha demostrado que por cada dólar invertido en promoción de actividad física en el mundo, se pueden recuperar hasta tres dólares en salud.

El sobrepeso es una de las muchas consecuencias del sedentarismo, pero no la única ni la más importante. El sedentarismo altera todo el funcionamiento del cuerpo, la regulación neuroendocrina, los sistemas cardiopulmonar y musculoesquelético. A los pocos días de estar inactivos aparecen la resistencia a la insulina, la atrofia neuro-muscular y el deterioro en la circulación arterial, capilar y venosa, así como la función inmunológica. Es hora de reorientar nuestros esfuerzos hacia la prevención de los verdaderos factores de riesgo para enfermedades crónicas.

Fuente: www.elespectador.com

OMS afirma que el cáncer no se debe a la “mala suerte”

La gran mayoría de los tipos de cáncer no se debe a la mala suerte, afirmó la agencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) encargada de la investigación sobre esa enfermedad.

OMS

Esta declaración responde al artículo científico publicado este mes en la revista Science cuyas conclusiones aseveran que los factores ambientales y el estilo de vida causan menos de un tercio de las variedades de cáncer.

Los expertos de la OMS subrayaron que la investigación presenta numerosas limitaciones de metodología, además de que contradice la extensa evidencia epidemiológica existente que demuestra la relación entre los elementos ambientales y hábitos de vida y los tipos más comunes de cáncer.

Según los autores de ese estudio ampliamente difundido, las mutaciones aleatorias de las células – a las que califican como “mala suerte” – son las principales causales del cáncer, más que los factores hereditarios o externos.

Por lo mismo, argumentan que se debe dar mayor atención a la detección temprana de la enfermedad que a su prevención.
“Concluir que la mala suerte es la principal causa de cáncer podría confundir y quitar valor a los esfuerzos por identificar las causas de la enfermedad y por prevenirla eficientemente”, advirtió el doctor Christopher Wild, director de la agencia de la OMS.

Añadió que si bien existe un elemento de suerte para que un individuo desarrolle cierto tipo de cáncer, éste es mínimo comparado con los riesgos externos que pueden favorecer la aparición de la enfermedad.

Fuente: www.cinu.mx

Cáncer de próstata, detéctalo a tiempo

El cáncer de próstata es uno de los tipos de cáncer más frecuentes y agresivos en hombres mayores de 40 años, y representa la primera causa de muerte por cáncer en ese grupo de población.

cáncer de próstata

Después de los cuarenta años de edad es importante que los hombres se hagan exámenes de la próstata, sin embargo, si se presentan molestias en etapas previas, se debe acudir al servicio médico para obtener un diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno.

El diagnóstico oportuno y los avances terapéuticos han contribuido a disminuir la tasa de mortalidad por este padecimiento, que es el segundo cáncer más letal después del cáncer de pulmón, y los pacientes que superan la enfermedad después del tratamiento médico, viven hasta 10 años más.

Tienen más posibilidad de desarrollar cáncer de próstata los hombres con problema de obesidad, con alto consumo de grasas, embutidos y tienen poca ingesta de soya, fibras y jitomate, y el riesgo aumenta aún más si tienen antecedentes familiares de la enfermedad.

Entre los principales síntomas de este padecimiento se encuentra la necesidad de orinar frecuentemente sin resultados, pérdida de peso y del apetito, dolor en el costado o en la parte baja de la espalda, dificultad para comenzar a orinar o para retener la orina y sangre en la orina o semen.

Las opciones de tratamiento del cáncer de próstata incluyen la cirugía, radioterapia, terapia hormonal y quimioterapia.

Asimismo se recomienda la exploración de la próstata desde temprana edad y el examen digital rectal.

Fuente: www.elsiglodetorreon.com.mx

El ABCDE del cáncer de piel

En el diagnóstico de cáncer de piel el paciente juega un papel determinante para su detección precoz. Él puede alertar la aparición de cualquier mancha en la piel de su cuerpo y si esta evoluciona con cambios de tamaño y de color, dos aspectos fundamentales en un lunar (nevus), para encender una alarma y determinar si se trata de una lesión maligna.

cancer de piel abcd

Las lesiones névicas suelen ser más frecuentes en personas con pieles claras, explica la Dra. Omaira Milella, dermatóloga del CDD de Las Mercedes. “Las pieles blancas en el trópico representan un factor de riesgo. Estos fototipos de pieles claras suelen ser más propensas al cáncer cutáneo”.

Existen condiciones genéticas y externas, que exponen a las personas a riesgo de padecer cáncer. Las pieles blancas bajo hábitos de exposición solar frecuente representan uno de los factores de mayor riesgo para desarrollar a futuro cáncer cutáneo. “Si una persona de piel blanca ha tomado sol desde muy joven, si ha tenido ampollas y quemaduras importantes, sobre todo, en áreas como la cara, puede ser más propensa a tener cáncer de piel en edad adulta”, refiere la especialista.

Hay aspectos que debe tener presente el paciente para acudir al dermatólogo. Cualquier quemadura deberá ser tomada en cuenta, sobre todo en quienes tienen hábitos solares frecuentes. “El hecho de que la persona tenga más de 100 lesiones névicas, de diferentes milímetros y muchos con cambios en sus bordes, en su tonalidades de color (cambios displásicos), así como un lunar que tenga más de 6 mm de diámetro, debe ser considerado; la existencia de lesiones névicas congénitas con algún cambio también debe ser signo de alerta para tomar la decisión de acudir al dermatólogo”, explica Milella.

Existe una nemotecnia para orientar sobre los signos de alerta en lesiones en la piel tipo manchas color negro o marrón oscuro o nevus de iguales características, que se le conoce como el ABCDE del melanoma que todo dermatólogo conoce y aplica en su consulta diaria.

Milella señala que esta clave del ABCDE puede alertar sobre la existencia de cáncer de piel tipo melanoma. “Cuando el paciente tiene una lesión que es A: de asimetría; B: que el borde de la lesión sea irregular; C: cuando el tono de una lesión névica tiene varios colores (una parte negra, una azulada, otra un poco roja, incluso, una sin pigmento); D: es de diámetro, que tenga más de 6 mm (el tamaño de la goma de borrar de un lápiz); y E: evolución en el tiempo de esa lesión névica. Estas condiciones pueden hacer pensar que es una lesión maligna, tipo melanoma”.

El cáncer de piel (melanoma y no melanoma) es más frecuente en personas adultas que en adultos jóvenes. “El cáncer no melanoma, carcinoma escamo celular es más frecuente en personas de 70 años en áreas foto expuestas de pieles blancas y el basocelular se puede generar en personas entre 40 o 50 años”, apunta.

“En la aparición del carcinoma basocelular puede verse como una lesión plana o nodular, con vasos gruesos (telangiectasias) a veces ulcerada, otras veces en forma de una pequeña cicatriz; son de lento crecimiento y no dan metástasis que dan otros carcinomas. No afectan tejidos, no comprometen la vida sino que se van extendiendo al mismo tejido”.

La especialista en piel apunta que “el carcinoma escamo celular es el segundo más común de los cánceres cutáneos. Aparece como una lesión elevada con una pequeña costra. A veces, surge como una lesión plana con escamas. Crece lentamente, se eleva y puede sangrar. El paciente consulta porque muchas de esas lesiones planas y rojas no se curan nunca. Suelen ocurrir en pieles expuestas al sol como la cara, la oreja, los labios, la espalda, las manos, los brazos y las piernas”.

Pero entre los tipos de cáncer de piel no melanoma y el melanoma, este último es el más complicado. “El melanoma puede o no comenzar sobre una lesión ya existente. Puede aparecer como un lunar negro. El diagnóstico precoz y el tratamiento quirúrgico adecuado consiguen curar más del 90 por ciento, si este se hace en un estadio temprano. Si por el contrario, el paciente no acude al médico, es mal diagnosticado y mal tratado, puede desarrollar metástasis y al final comprometer su vida”.

Si el melanoma es de gran tamaño, en extensión y profundidad en las capas de la piel (diagnóstico hispatológico), existe mayor riesgo de que invada ganglios. “Si toma ganglios, es una manera de hacer metástasis y el estadio va avanzando. En este caso es útil el estudio del ganglio centinela. Hay que realizar una evaluación general, en los que se incluyen las resonancias magnéticas y la tomografía. En este estudio es determinante contar con el Pet-CT para hacerle seguimiento al paciente en el tiempo. Hay que estar seguros que el paciente no tenga compromiso en otros órganos para su pronóstico”.

Si no hay metástasis, puede vivir con una buena calidad de vida. Pero debe cambiar sus hábitos, evitando la exposición solar y realizar un seguimiento anual con su dermatólogo

Fuente: Sol Comunicaciones

Dr. Mourad: “La posibilidad de cura del cáncer avanza”

Una de las motivaciones principales del Dr. Wilson Mourad es conocer el avance de la ciencia para favorecer la salud de los pacientes oncológicos

Por: Sol Comunicaciones

Wilson Mourad

Puede decirse que el cáncer es una de las enfermedades más temidas. Con frecuencia se sabe de casos, y muy cercanos al entorno familiar, que crean una sensación de ansiedad y preocupación. Al mismo tiempo, generan curiosidad por conocer un padecimiento que ha tenido, desde hace más de un siglo, a los científicos e investigadores ocupados sin poder dar con la causa ni con la solución definitiva y certera a este mal.

En los últimos tiempos, existe la idea del incremento de la propagación del cáncer, una enfermedad provocada por un grupo de células que se multiplican sin control y de manera autónoma, invadiendo localmente y a distancia otros tejidos.
El Dr. Wilson Mourad, médico cirujano, especialista en vías digestivas y presidente del CDD Las Mercedes, sostiene que esta ha sido una de sus motivaciones principales para desarrollar esa institución, orientada a ser la primera con tecnología de punta en América Latina y alcances exitosos en el tratamiento del cáncer.

Anteriormente, se solía considerar que la persona que lo padecía iba, inevitablemente, a la muerte. Hoy, la situación ha cambiado, en razón de las técnicas que se han podido desarrollar tanto en el área de diagnóstico como de tratamiento. Se conocen 200 tipos diferentes de cáncer que si se diagnostican y se tratan a tiempo, pueden ser curables.

El Dr. Sunil Dayarnani, oncólogo del Centro Diagnóstico Docente CDD Las Mercedes, explica cuándo se aplica la quimioterapia. “Hay tumores que deben recibir quimioterapia. Casi todos, especialmente los que tienen probabilidad alta de diseminar células a otros órganos. Es decir, hacer metástasis. Recibirla no significa, necesariamente, que ya existe la metástasis, solo que también pudiera haber riesgos por los hallazgos o por la conducta conocida de este tipo de tumores. En fin, la quimioterapia es un tratamiento sistémico, porque va a todo el cuerpo”.

En otro orden de ideas, el Dr. Ivo Rodriguez, oncólogo radioterapeuta del CDD Las Mercedes declara cuándo se trata con radioterapia y cuándo es necesario aplicar ambas. Sostiene que a diferencia de la quimio, la radioterapia se aplica directamente porque el tumor está en el sitio o porque ya fue retirado y requiere recibir radioterapia para lograr un control definitivo local y regional, especialmente, en las áreas de los ganglios linfáticos.

“Como este procedimiento va directamente a la zona afectada, su tratamiento es local y regional. Adicionalmente, se dirige a las áreas de drenaje linfático, el cual se indica para eliminar o disminuir el tumor localmente y/o cuando ya fue resecado quirúrgicamente porque hay posibles riesgos de recidiva local”.

En opinión del Dr. Ivo Rodríguez, hay casos que requieren de las dos armas. “Se pueden aplicar en conjunto; es decir, en forma concomitante. También se separan y se administran en forma secuencial. Primero la quimio y luego la radio, o viceversa. Eso dependerá del tipo de tumor, de su conducta y de los resultados de los múltiples estudios. Actualmente, -agrega-, un gran grupo de pacientes reciben tratamientos combinados”.

Agrega que existe la radioterapia intraoperatoria, que se proporciona en el mismo pabellón quirúrgico en el momento de la operación, con lo cual se evita recibir posteriormente radioterapia en un servicio de radiaciones. “En estos casos, -manifiesta el oncólogo radioterapeuta-, el paciente sale operado y también irradiado. Este tratamiento se está haciendo actualmente en cáncer de mama en algunos centros de radioterapia en Venezuela, y el CDD Las Mercedes forma parte de ese grupo”, concluye.

¿Por qué los hombres tienen mayor riesgo de desarrollar leucemia?

La razón se debería a la protección de las hormonas sexuales femeninas, estrógenos, frente al progreso de este tipo de cáncer y otros desórdenes sanguíneos.

leucemia

La leucemia es un tipo de cáncer que comienza en la médula ósea, donde se forman las células sanguíneas / Foto:EFE

Los hombres tienen un mayor riesgo de desarrollar leucemia que las mujeres y ahora un equipo de investigadores, publica en la revista Cell Stem Cell una posible explicación.

Según lo publicado, las hormonas sexuales femeninas -estrógenos- podrían estar detrás de esta diferencia.

Esta es una de las conclusiones de este trabajo, en el que también se apunta que estas hormonas podrían proteger frente al progreso de algunos tipos de este cáncer y de otros desórdenes sanguíneos.

La investigación está liderada por científicos del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), en colaboración con el Hospital Universitario de Basilea, en Suiza.

La leucemia es un tipo de cáncer que comienza en la médula ósea, donde se forman las células sanguíneas (glóbulos blancos o leucocitos, que son la defensa del cuerpo frente a las infecciones; los glóbulos rojos o eritrocitos, que transportan el oxígeno; y plaquetas o trombocitos, que colaboran en la coagulación sanguínea). Las células cancerosas impiden precisamente que se produzcan glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas maduras saludables.

Los investigadores de este trabajo han hecho sus experimentos con dos tipos de leucemias (generalmente se dividen en agudas y crónicas).

Simón Méndez-Ferrer, del CNIC, explicó que se usaron modelos animales con leucemia mieloide aguda y con neoplasia mieloproliferativa que, si bien es crónica y menos agresiva, también se puede convertir en aguda, y para las que no hay tratamientos definitivos.

En los dos modelos se trató de averiguar el efecto de un fármaco ya existente eficaz contra el cáncer de mama: el tamoxifeno. En el primero de los casos, las variaciones no fueron significativas (menos masa tumoral pero no consiguieron frenar la enfermedad), sin embargo, en el segundo el resultado fue “muy notable”. Las neoplasias mieloproliferativas -como la policitemia vera- son tumores causados por una mutación en el gen que produce la proteína JAK2 en las células madre sanguíneas (las que elabora la médula). Actualmente, no existe tratamiento curativo para ellas con la excepción del trasplante de médula ósea, solo recomendado en una minoría de pacientes, informó el CNIC.

La enfermedad provoca la acumulación de células sanguíneas anormales y la degeneración de la médula ósea, procesos que en los animales enfermos son bloqueados por el tamoxifeno, según este trabajo.

El tratamiento es capaz de eliminar las células madre anormales, responsables últimas de la enfermedad, y lo ha hecho tanto en los modelos animales machos como en las hembras, en ambos “respondiendo de modo bastante similar”. Este fármaco imita el comportamiento del estrógeno y, aunque no se conoce exactamente la causa, parece tener un efecto más potente sobre las células leucémicas que sobre las sanas, lo que permite bloquear la enfermedad sin causar efectos secundarios importantes sobre las células normales de la sangre, detalló Méndez-Ferrer. Lo que se sospecha es que los niveles de estrógenos elevados “controlan mejor” a las células madre sanguíneas que fabrica la médula ósea y que con el tiempo se convierten en maduras, originando los glóbulos rojos, blancos y plaquetas.

Fuente: www.el-nacional.com

10 señales de enfermedad que los hombres ignoran

salud masculina

No tengo tiempo. Hay que esperar demasiado. No tengo problemas de salud. No hace falta que vaya al médico… Son solo algunas de las excusas que muchos hombres esgrimen a diario para no hacerse un chequeo de salud rutinario o preventivo. Es, de hecho, una situación con la que tienen que lidiar muchas mujeres que quieren que sus compañeros sean más proactivos en la prevención de problemas de salud.

Según una encuesta de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC en inglés), el 24% de los hombres estadounidenses no había tenido una consulta médica en el año previo, una tasa tres veces mayor que la de las mujeres (8%). Y en comparación a las mujeres, los hombres cuentan con un tercio menos de estadías hospitalarias, pero una vez internados les lleva más tiempo recuperarse.

Sin embargo, según el urólogo Gilberto Ruiz Deyá, esa actitud está cambiando. “Posiblemente antes era más común. Pero con el tiempo, ha ido cambiando y ahora los hombres están más inclinados a cuidarse”, afirma el también subespecialista en laparoscopía y cirugía minimamente invasiva.

Señales de alerta

Puede que no le hagan caso o que prefieran ignorar las manifestaciones. Pero la realidad es que, si les hicieran caso, los hombres se podrían beneficiar grandemente si buscan ayuda a tiempo. Y aunque algunos de los síntomas también pueden aplicar a las mujeres, los profesionales de la salud aconsejan que los hombres estén alertas y actúen rápido en caso de tenerlos. Muchos de ellos se relacionan con algunos de los tipos de cáncer más comunes entre los varones. Por ejemplo:

  1. Problemas con flujo débil o interrupido de la orina, levantarse muchas veces en la noche para ir al baño, dolor al orinar, eyaculación dolorosa, sangre en la orina o en el semen, dolor en la espalda baja, cadera o pelvis, son manisfestaciones que se deben consultar a su médico o con un urólogo para descartar el cáncer de próstata. Un examen rectal y el análisis PSA de antígenos prostáticos a través de una muestra de sangre, pueden marcar la diferencia entre ambos.
  2. Sangre en la excreta. Si la detectas no tienes ni que pensarlo, acude al médico inmediatamente. Otras señales,  incluyen cambios en el patrón de evacuación, como estreñimiento o diarrea. También, cambios en la consistencia o en el color (muy oscura), se deben tener en cuenta. De hecho, el cernimiento anual sigue siendo número uno como método de prevención de cáncer de colon. Y aunque no toda sangre significa cáncer,  son síntomas que siempre deben levantar bandera.
  3. Tos o dolor en el tórax que no desaparece y que puede ir acompañada de expectoración, un silbido en la respiración, falta de aliento,  esputos con sangre, ronquera o hinchazón en la cara y el cuello, son síntomas que se relacionan con cáncer de pulmón. Según la Sociedad Americana del Cáncer, la mejor manera de prevenir este tipo de cáncer es no fumar y evitar a las personas que lo hacen.
  4. Masas en el área de la tetilla siempre debe ser evaluada para descartar cáncer de seno, aunque éste no es común en los hombres. Los síntomas del cáncer de seno en los hombres también incluye cambios en el pezón o la piel de la tetilla o secreción de líquido por el pezón.
  5. Abultamiento, inflamación o agrandamiento de un testículo; dolor o molestia en un testículo o en el escroto; y dolor persistente en el abdomen inferior, espalda o ingle, o una acumulación repentina de fluido en el escroto, pueden ser síntomas de cáncer en los testículos.
  6. Dolor de pecho. Si sientes que un elefante se sentó sobre tu pecho, acude al primer centro de emergencias que conozcas o llama a una ambulancia. Pero también se debe tener en cuenta que muchas veces,   los signos de un ataque al corazón son difusos y se expresan con dolor en el brazo izquierdo, en la mandíbula, sudor o dificultades para respirar.
  7. Llagas o úlceras en la boca que no sanan, pueden ser síntomas de una dolencia mayor. Ser fumador, por ejemplo, te aumenta el riesgo de cáncer de pulmón,  boca, lengua, garganta y riñones, además de enfermedad coronaria y problemas de disfunción eréctil. Y si a eso le sumas que también consumes alcohol, estás en riesgo de padecer de cáncer gástrico y de esófago.
  8. Pérdida de peso sin justificación. Si de pronto notas que tus pantalones te quedan grandes, alguna causa debe haber. Entre ellas, puede ser el primer indicio de algún tipo de cáncer.
  9. Hinchazón en las piernas. Si acumulas líquidos en los pies, tobillos o piernas, no lo desatiendas. La hinchazón, también llamada edema, puede ser una advertencia sobre alguna dolencia circulatoria, renal o hepática.
  10. Lesiones en la piel. Una úlcera en la piel que no se cura en pocos días, particularmente sobre piernas y pies, deben llamar la atención. Podrían ser un claro indicio de alguna alteración circulatoria. Heridas que no cicatrizan pueden ser también la primera señal de diabetes.

Fuente: www.elnuevodia.com

 

Mínima invasión, máximo éxito en cirugía vertebral

cirugía mínima invasión

La cirugía mínimamente invasiva para abordar las patologías de la columna vertebral reduce las complicaciones (incluidas las pulmonares, digestivas y urinarias) y el riesgo de infecciones y trombosis venosa, y produce menos inestabilidad; elude la necesidad de transfusiones quirúrgicas y disminuye el dolor postoperatorio y el tiempo de recuperación del paciente. Estas son las ventajas enumeradas a Diario Médico por Francisco Villarejo, que ha dirigido el XII Simposio Internacional sobre Patología de la Columna Vertebral.

Para el neurocirujano, director de la Unidad de Neurocirugía de la Clínica La Luz (Madrid), la microcirugía y la mínima invasión son ineludibles en el tratamiento quirúrgico actual de las patologías de la columna vertebral, incluidas la hernia discal lumbar y cervical, la estenosis de canal lumbar, así como infecciones y tumores.

Las técnicas de mínima invasión se asocian con menos complicaciones, reducen el riesgo de infección y el dolor, y el tiempo de ingreso postoperatorio

El dolor de espalda es una afección muy común. El lumbar es uno de los motivos de consulta más frecuente en atención primaria; en el 10 por ciento de los pacientes puede llegar a cronificarse.

En el simposio se han presentado los resultados de una serie de 300 pacientes con estenosis intervenidos por el grupo de Villarejo, a los que se ha colocado el implante espaciador interespinoso Coflex, que acaba de aprobarse por la agencia reguladora estadounidense FDA. “Los resultados son excelentes. El 80 por ciento de los pacientes caminan mejor y presentan un elevado índice de satisfacción. Un 90 por ciento experimentan mejoría de diversos síntomas, incluidos dolor en espalda y pierna, y las alteraciones miccionales”. Las prótesis se colocaron en intervenciones cortas, de unos 45 minutos de duración, con una estancia hospitalaria posquirúrgica de 24 a 48 horas.

Osteoporosis

Tambien se han presentado novedades quirúrgicas en las patologías vertebrales asociadas a la osteoporosis. Se estima que el 25 por ciento de las mujeres de entre 70 y 79 años sufren fracturas de compresión vertebral, cifra que asciende al 50 por ciento en aquéllas que superan los 80 años.

El dolor causado por fracturas vertebrales osteoporóticas puede solucionarse con elastoplastia, en la que se inyecta un tipo de silicona flexible y elástica

Las pacientes con dolor causado por fracturas vertebrales osteoporóticas son candidatas al tratamiento con vertebroplastia y cifoplastia, basadas en la introducción de cemento óseo en la vértebra fracturada. No obstante, el uso de este material puede presentar como inconvenientes su gran rigidez, lo que a la larga eleva el riesgo de nuevas fracturas en las vértebras.

En los últimos años se han realizado grandes esfuerzos en la búsqueda de nuevos cementos óseos más elásticos y flexibles, que han dado origen a una nueva técnica quirúrgica denominada elastoplastia, según ha apuntado Marcelo Budke, especialista de la Clínica La Luz. Consiste en una cirugía de vertebroplastia o de cifoplastia que utiliza como relleno de las vértebras fracturadas un tipo de silicona flexible y elástica. Este procedimiento estabiliza la vértebra fracturada y evita la aparición de nuevas fracturas en las vértebras adyacentes. El equipo de Villarejo ha empleado esta nueva técnica ya en 40 casos, en los que ha comprobado la rapidez de la intervención y de la recuperación de las pacientes.

Tratamiento de los tumores

Los tumores de la columna vertebral también han ocupado parte del programa científico del simposio sobre Patología de Columna Vertebral. El neurocirujano Francisco Villarejo considera que en el abordaje de estas lesiones malignas resulta imprescindible contar con microscopio, aspirador ultrasónico, técnicas de coagulación bipolar (la monopolar se asocia a una mayor aparición de fibrosis) y estudios en el quirófano de registro de potenciales evocados.

Fuente: www.atencionprimariasalud.es

 

Descubren indicadores previos al cáncer de sangre, esto ayudaría a la detección temprana de la enfermedad

Muchas personas son portadoras silenciosas de un “pre cáncer”, una mutación genética adquirida a lo largo de la vida que podría ponerlos en camino hacia la leucemia, el linfoma y otros padecimientos de la sangre, descubrieron científicos. El hallazgo abre nuevas fronteras a la detección temprana y posiblemente algún día prevenga este tipo de cánceres, los cuales se vuelven más comunes con la edad.

cáncer de sangre

El descubrimiento lo hicieron dos equipos de investigación internacional que trabajaron independientemente decodificando el ADN de unas 30.000 personas.

Las mutaciones genéticas eran inusuales en personas menores de 40 años, pero fueron halladas en un 10% de los mayores de 65 años y en casi 20% de los de más de 90.

Tener una de las mutaciones no destina a alguien a desarrollar cáncer en la sangre, pero sí eleva 10 veces el riesgo. También incrementa la posibilidad de un infarto cardiaco o apoplejía, y de morir de alguna de esas causas en los siguientes de cuatro a ocho años.

“Esperamos que algún día seamos capaces de usar esto como una prueba de detección e identificar a individuos que están en riesgo”, dijo un líder del estudio, el doctor Benjamin Ebert, del Hospital de la Mujer en Boston.

Sin embargo “nadie debe salir mañana a buscar estas mutaciones” porque no existe tratamiento por tener alguna y tampoco hay forma de evitar que el cáncer se desarrolle, agregó Ebert.

Los estudios serán presentados en diciembre en una conferencia de la Sociedad Estadounidense de Hematología, pero debido a su importancia fueron publicados en internet desde el miércoles por la gaceta New England Journal of Medicine. Los estudios fueron encabezados por el Instituto Broad del Instituto Tecnológico de Massachusetts y grupos afiliados con Harvard, y financiados en su mayoría por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

Tan sólo en Estados Unidos, cada año se diagnostica algún cáncer sanguíneo a 140.000 personas. Todos los cánceres son causados por genes defectuosos, pero la mayoría de ellos no se heredan, sino que sufren imperfecciones durante la vida de alguien por diversas razones. Por lo general se necesitan muchas mutaciones genéticas para que una célula se vuelta tan anormal que resulte en cáncer.

Los investigadores quieren ver si pueden hallar los primeros pasos en ese proceso, la mutación inicial, y detectar un estado previo a la malignidad antes de que el cáncer se desarrolle y aparezcan los síntomas.

Los estudios también encontraron que la gente con una de las mutaciones hematológicas tenía más del doble del riesgo normal de tener infartos cardiacos y cerebrales.

“Esto fue un poco una sorpresa”, dijo el doctor Parameswaran Hari, especialista en cáncer de sangre en el Froedtert & the Medical College de Wisconsin. “No sé por qué, pero pienso que lo averiguaremos pronto”.

Fuente: www.noticias24.com