Ir al contenido

Archivos por mes: marzo2015

La ubicación del cáncer de colon podría ser un factor para la supervivencia

Un estudio observa peores resultados cuando el tumor comenzaba en el lado derecho del órgano.

El área del colon en que se contrae cáncer podría tener que ver con la supervivencia del paciente, sugiere un estudio reciente.

cáncer de colon

Los investigadores informan que las personas con un cáncer de colon que comenzó en el lado izquierdo del colon podrían tener más probabilidades de sobrevivir que aquellas cuya enfermedad se originó en el lado derecho del colon.

Un equipo dirigido por el Dr. Fotios Loupakis, del Centro Oncológico Integral Norris de la Universidad del Sur de California, en Los Ángeles, rastreó datos de tres estudios que incluyeron a más de 2,000 pacientes de cáncer de colon avanzado.

El 70 por ciento de los pacientes cuyo cáncer comenzó en el lado izquierdo tuvieron una mejor tasa de supervivencia que aquellos cuyos cánceres primarios estaban en el lado derecho, hallaron los investigadores.

Un análisis de otro estudio de 200 pacientes de cáncer de colon arrojó hallazgos similares, según la investigación, que aparece en la edición del 24 de febrero de la revista Journal of the National Cancer Institute.

Los resultados sugieren que el “lado de origen [del cáncer de colon] podría ofrecer un valor añadido en la toma de decisiones clínicas, y se debe considerar como un importante factor de estratificación para los ensayos aleatorizados en el futuro”, concluyó el equipo.

El Dr. Howard Hochster, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, escribió en un editorial que los hallazgos son de pacientes con un cáncer de colon avanzado, y que quizá no apliquen a aquellos que se hayan sometido a una cirugía para extirpar los tumores primarios.

Los hallazgos no sorprendieron a otros dos expertos que no participaron en el estudio.

Por ejemplo, los estudios han “sugerido desde hace algo de tiempo que los pólipos precancerosos que se hallan durante una colonoscopia también tienen una distribución distinta según la ubicación”, señaló el Dr. Arun Swaminath, gastroenterólogo y director de enfermedades intestinales inflamatorias del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

Pero enfatizó que quizá se necesite una investigación en un grupo de pacientes a quienes se siga de forma prospectiva con el tiempo para confirmar los hallazgos.

El Dr. Jerald Wishner, director del Programa de Cirugía Colorrectal del Hospital de Northern Westchester en Mount Kisco, Nueva York, dijo que los nuevos hallazgos son interesantes, y que podrían ayudar a los médicos a decidir qué pacientes de cáncer de colon necesitan quimioterapia postquirúrgica, y cuáles no.

“La ubicación del tumor no ha tenido un rol en este proceso”, anotó. Pero “este estudio plantea una vía potencialmente nueva a explorar a medida que continuamos estrechando nuestro grupo de tratamiento, maximizando las ventajas para la supervivencia al mismo tiempo que se minimiza el tratamiento y la exposición a los efectos secundarios de la quimioterapia en los pacientes a quienes quizá no beneficie”.

Fuente: http://www.intramed.net/

Parkinson y la Neurocirugía

Dr. Jorge Efraín Salazar Ceballos

párkinsonLas manifestaciones motoras de la enfermedad de Parkinson suelen mejorar de forma importante con un diagnóstico preciso y tratamiento farmacológico oportuno. Estas incluyen el temblor de reposo, rigidez y la bracinesia (lentitud de movimientos) además de trastornos de la postura y la marcha.

La mayoría de los pacientes mantienen una respuesta benéfica al tratamiento con levodopa, los primeros 3 a 5 años de manejo. Después de ese tiempo, el efecto terapéutico puede ser variable y empezar a disminuir, apareciendo variaciones o fluctuaciones motoras; algunas de ellas relacionadas con la ingesta de levodopa, y otras sin que exista aparente relación. La más común de estas fluctuaciones es el deterioro del fin de la dosis (“wearing off”), en la que existe una disminución en la duración del efecto, que puede mejorar ajustando el intervalo de la dosis manteniendo la dosis total de levodopa al día.

Otra molestia para los pacientes puede ser la aparición de discinesias, que consisten en movimiento coreicos (involuntarios danzantes) que suelen afectar las extremidades, la cara y el tronco. Estas pueden presentarse dos horas después de la dosis, y pueden corregirse disminuyendo la misma.

La levodopa, a pesar de ser eficaz y ser considerada como el tratamiento disponible más potente para la enfermedad, invariablemente producirá efectos a largo plazo que dificultan el manejo médico. La polifarmacia puede ser un arma de dos filos para los adultos mayores, es frecuente que los pacientes llegan a su médico con una encrucijada terapéutica: requieren más dosis y más medicamentos, por lo que pueden presentar más efectos secundarios. Todo lo anterior nos obliga a tener alternativas, entre ellas destacan distintos procedimientos quirúrgicos, como procedimientos lesionales de ciertas estructuras cerebrales (palidotomía, talamotomía) o la neuromodulación a través de la colocación de electrodos cerebrales. Los avances en la neurocirugía, estudios de neuroimagen y estudios clínicos nos permiten ofrecerle a un grupo de pacientes opciones que puedan mejorar algunos de los síntomas que acompañan a la enfermedad.

La cirugía, como la estimulación cerebral profunda, es una alternativa terapéutica eficaz en un grupo seleccionado de pacientes. Es importante señalar que no todos los signos y síntomas de la enfermedad mejorarán con la cirugía, como por ejemplo, trastornos del lenguaje o del sueño, por mencionar algunos. En términos generales, la cirugía mejorará los síntomas que mejoren con la levodopa. Sólo se debe indicar entre un 10-15% de los pacientes, y los criterios suelen ser estrictos.

Entre algunos de los criterios de exclusión están: la aparición de demencia, uso de alcohol y drogas, ser portador de parkinson atípico, entre otros. Habitualmente el paciente es revisado primero por un equipo multidisciplinario de especialistas a fin de seleccionar a los pacientes candidatos a cirugía. Más del 30% de la falla quirúrgica se debe a la mala selección de los pacientes.

Fuente: http://yucatan.com.mx/

Cartografiando la extraversión en la anatomía cerebral

Unas científicas han cartografiado las similitudes y diferencias cerebrales entre dos tipos principales de personas extravertidas. La conducta de unas y otras es muy similar pero las intenciones muy distintas.

anatomía cerebral

Mediante una técnica de morfometría, las investigadoras detectaron los volúmenes de materia gris en distintas regiones del cerebro. Las marcadas en rojo están asociadas con volúmenes más grandes en personas que exhiben el rasgo de personalidad de la extraversión movida por la ambición. (Imagen: Laboratorio de Tara White / Universidad Brown)

Existen dos tipos básicos de extravertidos: las personas sociables que encuentran gratificante el mero hecho de compartir sus sentimientos y aficiones con otras, y las ambiciosas que solo se muestran muy sociales y simpáticas como un medio de ganarse a la gente y lograr escalar posiciones en una jerarquía o alcanzar algún otro objetivo para beneficio propio.

Tara White y Erica Grodin, de la Universidad Brown en Providence, Rhode Island, Estados Unidos, han hecho su análisis valiéndose de escaneos estructurales mediante imágenes obtenidas por resonancia magnética de 83 hombres y mujeres de edades comprendidas entre los 18 y los 54 años. Se le considera el primer estudio de este tipo en proporcionar pruebas de las similitudes y diferencias físicas cerebrales entre tipos de personas extravertidas durante toda la juventud y la edad mediana.

En un estudio anterior también se hicieron observaciones de esta clase, pero solo en personas mayores.

En el nuevo estudio, los sujetos fueron primero examinados respecto a su salud física y mental, y después fueron sometidos a tests estándar de personalidad en los que la puntuación obtenida permitió clasificarlos con arreglo a esos dos tipos principales de extraversión.

Los sujetos se sometieron después a los citados escaneos por resonancia magnética, diseñados para detectar el volumen de materia gris en diferentes regiones de su cerebro. Basándose en la literatura psicológica sobre la extraversión, White y Grodin sabían de antemano cuáles eran las regiones cerebrales de mayor interés para lo que querían examinar. Por ejemplo, una de ellas es la corteza orbitofrontal medial, que está implicada en la toma de decisiones con arreglo a una recompensa. Pero también examinaron todo el cerebro usando una técnica especial de morfometría.

Como se esperaba, encontraron que grados más elevados de un tipo u otro de extraversión se correlacionaban notablemente con volúmenes de materia gris más grandes tanto en la corteza orbitofrontal medial derecha como en la izquierda, incluso después de tener en cuenta posibles causas alternativas, como la edad.

Mediante una técnica de morfometría, las investigadoras detectaron los volúmenes de materia gris en distintas regiones del cerebro. Las marcadas en rojo están asociadas con volúmenes más grandes en personas que exhiben el rasgo de personalidad de la extraversión movida por la ambición. (Imagen: Laboratorio de Tara White / Universidad Brown).

Pero además, entre las personas con niveles más altos de la extraversión alimentada por la ambición, hallaron varias otras regiones que tenían volúmenes de materia gris significativamente más grandes: el giro parahipocámpico (implicado en el aprendizaje y la memoria relativa a la recompensa), el giro precentral, el giro cingulado, y el caudado (involucrado en el control cognitivo del comportamiento y la iniciación, planificación y ejecución de acciones voluntarias hacia objetivos); y, entre los hombres en el estudio, el núcleo accumbens (involucrado en el procesamiento de las sensaciones de recompensa y de motivación, y que responde a estímulos como la comida sabrosa, el sexo y las drogas).

Así que, si bien ambos tipos de extravertidos tenían volúmenes más grandes de materia gris en una región cerebral clave, los movidos por la ambición también los tenían en varias áreas adicionales.

Las autoras del estudio avisan de que los resultados de su investigación muestran tan solo una asociación, no que un volumen más grande de materia gris afecte a los rasgos de personalidad ni cómo se produciría ello. Los resultados tampoco aclaran cuándo se desarrollan esos volúmenes más grandes de materia gris, o sea si las personas nacen con ellos o los adquieren a medida que cultivan una de las dos tendencias de extraversión. Pero, con investigaciones adicionales, los nuevos datos podrían ayudar a los científicos a entender mejor los entresijos cerebrales de esas dos clases principales de extraversión.

Los resultados de este estudio se han publicado en la revista académica “Cognitive, Affective, & Behavioral Neuroscience”, editada por Springer.

Fuente: http://noticiasdelaciencia.com/

La menopausia, una etapa que requiere conocerse a sí misma

La menopausia puede aparecer a partir de los cuarenta años

menopausia

Para muchas mujeres, retrasar la menopausia sería el sueño más deseado, sin embargo el reloj biológico no da marcha atrás, y cuando pasa a veces se vuelve una situación incómoda para la mujer.

La menopausia conlleva una serie de cambios que van más allá de los sofocos, las alteraciones psíquicas, las complicaciones cardiovasculares y el debilitamiento del suelo pélvico, la clave para salir airada de esto es estar informada.

La psicóloga Alicia Jiménez, coordinadora del estudio, La mujer española a partir de los 50 , afirma que la forma en la que la mujer percibe la menopausia condiciona cómo la afronta. Si conoce y comprende los síntomas que su cuerpo experimenta desaparece la ansiedad y mejora su calidad de vida.

Jiménez recomienda que las mujeres busquen información para saber qué pueden esperar de esta etapa y cómo sobrellevarla. Debe procurar hacer ejercicio, modificar la actitud y prejuicios frente a este momento de su vida y aprender estrategias para manejar emociones como la tristeza o la ansiedad.

A eso agregue en su lista de prioridades, trabajar el autocuidado y crecimiento personal: “Ahora me toca a mí”.

Duerma y levántese a la misma hora todos los días para evitar trastornos del sueño, evite el sobrepeso y el estreñimiento para prevenir que el suelo pélvico se debilite y limite la ingesta de bebidas con cafeína.

Su dieta alimenticia también debe mejorar, opte por comer diuréticos como la piña, fresa, arándanos. Consuma productos lácteos desnatados y enriquecidos en calcio para prevenir la osteoporosis. Agregue a su dieta alimentos ricos en hidratos de carbono complejos y fibra (verduras, cereales integrales, legumbres), evitando el abuso de productos con altos contenidos en azúcares simples y grasas (bebidas refrescantes, bollería, dulces).

Procure que su dieta sea baja en grasas y en sodio, dado que el colesterol tiende a incrementarse y la presión arterial a subir por la baja de estrógenos.

Fuente: www.laprensa.com.ni

Demuestran la efectividad de un virus terapéutico para el cáncer de páncreas

En un modelo experimental de laboratorio, investigadores del Instituto Leloir (FIL), en Argentina, lograron inhibir en un 80 por ciento el crecimiento de cáncer de páncreas diseminado, uno de los tres tumores más agresivos junto con el melanoma avanzado y el glioma (cáncer de cerebro).

Virus oncolítico. (Foto: AGENCIA CYTA)

Virus oncolítico. (Foto: AGENCIA CYTA)

Para lograr su objetivo, los investigadores de la FIL modificaron por ingeniería genética un adenovirus (causante habitual del resfrío común) para lanzar un ataque selectivo contra tumores de origen humano implantados y diseminados en ratones y en hámsteres.

Los resultados fueron sorprendentes. “No sólo conseguimos inhibir el crecimiento y diseminación del tumor, sino que en algunos casos también se logró su desaparición completa”, destacó el líder del avance, el doctor Osvaldo Podhajcer, jefe del Laboratorio de Terapia Molecular y Celular de la FIL e investigador superior del CONICET.

Según agregó Podhajcer, en seres humanos estos virus se comportan además como vacunas terapéuticas, ya que llevan en su interior genes que estimulan al sistema inmunológico.

El virus oncolítico utilizado tiene un tamaño 100 veces menor al de la célula y fue diseñado para funcionar como un caballo de Troya, explicó el doctor Eduardo Cafferata, investigador del CONICET y codirector de la investigación. “En su superficie introdujimos proteínas específicas que reconocen receptores en la superficie de las células malignas de páncreas. Una vez que ingresan, los virus comienzan a multiplicarse y a eliminar a las células malignas, evitando atacar a las normales”, añadió.

En el estudio, publicado en la revista Clinical Cancer Research, los científicos combinaron los virus oncolíticos con quimioterapia en dosis más bajas a las habituales, sin que se hayan constatado efectos tóxicos sobre otros órganos, como pulmón, hígado y riñón.

El doctor Guillermo Mazzolini, especialista en medicina interna y hepatología y jefe del Laboratorio de Terapia Génica de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral, señaló que el trabajo es “un aporte sustancial en la búsqueda de nuevas alternativas de tratamiento efectivo para pacientes con cáncer de páncreas, que, en el 85 por ciento de los casos, son diagnosticados en estadios avanzados”.

Para Podhajcer, “el siguiente paso natural sería pasar a la fase de ensayos clínicos para probar si esta novedosa estrategia terapéutica puede mejorar la salud de miles de pacientes que sufren cáncer de páncreas”.

En el estudio también participaron los doctores Santiago Werbajh, Edgardo Salvatierra, Cecilia Rotondaro y Leonardo Sganga, del laboratorio de Podhajcer en el Leloir, así como investigadores del Hospital Curie de Buenos Aires y de las universidades de la Frontera de Chile y de Washington, en Estados Unidos. El proyecto fue financiado en Argentina por la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica y por AFULIC de Río Cuarto, Córdoba.

Fuente: AGENCIA CYTA-INSTITUTO LELOIR/DICYT

Nuestro cerebro está hecho para apreciar arte

Realizando mapeos de imagen por resonancia magnética, científicos en la Universidad de Toronto han develado aspectos por demás interesantes en torno al dialogo entre nuestra mente y las obras de arte. ¿Qué respuestas se desatan en el cerebro humano cuando se aprecia lo mejor que han dado los maestros de la pintura?

 cerebro

El estudio concluyó que el cerebro tiene una profunda respuesta que se refleja en áreas involucradas en procesos de reconocimiento visual y espacial (esto no maravilla a nadie); lo más sorprendente es que se activan zonas que se relacionan con emociones y cogniciones internalizadas.

La extensa investigación se realizó entre 2004 y 2012, y contó con la participación de 330 voluntarios procedentes de siete países. Los participantes fueron sometidos a un análisis de imagen por resonancia magnética funcional (IRMf), proceso que revela las áreas activas del cerebro midiendo el oxígeno en la sangre.

Los voluntarios observaron pinturas de diversas épocas, revelando las áreas del cerebro implicadas en la apreciación de la obra. Los resultados son inspiradores. Sabemos bien que nuestra especie ha tenido un gusto por la pintura desde el periodo neolítico, cuando los artistas anónimos dejaron su marca en las cuevas. Pero corroborarlo con la nitidez gráfica y racional que provee la ciencia no deja de ser emocionante.

El estudio concluye que al observar una pintura, se activa el giro fusiforme y el giro parahipocampal, áreas localizadas en la parte inferior del lóbulo temporal que se activan al reconocer objetos y lugares. También se involucran el giro cingulado y la corteza insular, dos áreas claves en la actividad cerebral del sistema límbico. Se les asocia con el procesamiento de emociones, pensamientos, aprendizaje y memoria. Esto confirma que cuando apreciamos una pintura no solo se activan las áreas encargadas de procesar información respecto al espacio, objetos e imágenes; también se implican áreas que forman parte de la biología de las emociones.

Para la apreciación y crítica de la pintura siempre entran en juego valoraciones subjetivas y objetivas, formales e informales; intuiciones más acercadas a lo visceral que a lo académico o estructural. De tal modo, queda comprobado científicamente que el arte siempre es un juego entre lo explicable y lo inasible, entre la epifanía y el desamor. Una sofisticada tensión de lo humano que ahora la ciencia nos invita a observar desde otro ángulo. El arte se siente por lo menos tanto como se piensa, y quizá por eso es una de las cualidades más vivas de la esencia humana.

Fuente: http://pijamasurf.com/

Hormonas elevan riesgo de cáncer

Los tratamientos hormonales de la menopausia (THM) aumentan el riesgo de padecer un cáncer de ovarios, incluso si solo se sigue el proceso durante algunos años, indica un estudio publicado por la revista médica The Lancet.

menopausia

Los investigadores examinaron 52 estudios epidemiológicos de 21.488 mujeres con cáncer de ovarios y demostraron que las que recibieron THM tienen un riesgo superior en un 40% de media con respecto a las demás de tener esta enfermedad.

“Para las mujeres que toman THM durante cinco años a partir de la edad de 50 años representa un cáncer suplementario por cada 1.000 usuarias (del tratamiento) y una muerte por cáncer de ovario por cada 1.700 usuarias”, explica el doctor Richard Peto de la Universidad de Oxford, uno de los autores del estudio investigativo.

En el 2002, una investigación estadounidense ya alertó de las consecuencias de los THM al demostrar que su uso aumenta el riesgo de cáncer de seno y no protege de tener un ataque al corazón, como se creía entonces.

Tras ese estudio, el uso de THM cayó en picada en Europa y América del Norte y varios países recomendaron limitar en el tiempo los tratamientos contra la menopausia y empezarlos lo más rápidamente posible tras el fin de las reglas.

Alerta

En su estudio, los investigadores británicos explican que si el uso de THM no ha durado más de cinco años, el aumento del riesgo de cáncer desaparece al cabo de algún tiempo, pero se mantiene si ha sido un tratamiento más largo.

Fuente: www.eluniverso.com

Cáncer de mama y prevención, la batalla por la vida

Las Tunas-. Según especialistas del programa de cáncer en el territorio, durante el año 2014 de dos mil 537 pacientes que pasaron por la sala de quimioterapia, 385 fueron por cáncer de mama, una dolencia que se ubica en el cuarto lugar en la mortalidad entre las localizaciones de cáncer en la oriental provincia de Las Tunas.

autoexamen

Adalgis María Rodríguez Bermúdez, especialista en cirugía general, quien forma parte del servicio de Oncología del Hospital General Docente Ernesto Guevara de La Serna, expresó que la mejor manera de hacer frente al cáncer de mama es la detección temprana, una tarea que parte del autoexamen mensual que debe realizar cada fémina, y garantiza una respuesta inmediata por parte de los sistemas primario y secundario de salud.

“El diagnóstico en ocasiones se realiza tardíamente porque las pacientes no acuden temprano al médico, por temor quizás a mostrar sus mamas ante un médico o por el temor que históricamente tiene cualquier persona a padecer un cáncer. Entonces se hace a veces el diagnóstico cuando ya el tumor ha crecido, cuando se hace necesario realizar un tratamiento antes de la operación.”

Los avances en el campo de la medicina permiten hoy conservar en gran medida la silueta de la fémina, un aspecto que históricamente afecta desde el punto de vista social y emocional, según comentó la mastóloga.

“Las cirugías años antes eran muy agresivas. Se les realizaba una mastectomía radical, incluso a veces se les sacaban las costillas a las personas. Ya no. Con los avances que ha tenido la cirugía y los tratamientos para el cáncer que se realizan asociados a la cirugía esto mejora, y hay probabilidades de realizar muchas cirugías conservadoras de la mama”

Detectar a tiempo además da mayores garantías a la hora de enfrentar la cirugía y el período de recuperación, ya que “solamente la sobrevida de las pacientes que se les diagnostica en una etapa temprana el cáncer de mama es muy buena, hay quienes tienen 15 o 20 años de operadas sin metástasis. Todo depende del momento en que se haga el diagnóstico.”

La prevención y el diagnóstico a tiempo continúan como la principal arma para que estas cifras no aumenten. Este es el criterio de pacientes como Yolanda Gutiérrez, quien hace poco más de una década lucha contra la enfermedad: “Yo estoy operada de mama pero me siento muy bien. En cuanto a la prevención yo le aconsejo a todas las mujeres que padecen de esto que vayan a tiempo al médico, apenas tengan un síntoma, que asistan porque esta enfermedad es muy agresiva y entre más a tiempo se coge mejor, hay más posibilidades de que nos alarguen un poquito la vida”.

Entre 35 y 40 personas son operadas al mes por cáncer de mama en la provincia de Las Tunas, una enfermedad que aunque en su mayoría afecta a las féminas, también se ve en hombres.

Fuente: www.tiempo21.cu

La resonancia magnética, alternativa a la biopsia para detectar el hígado graso

La resonancia magnética puede ser una alternativa menos invasiva y más barata que la biopsia hepática en el diagnóstico del hígado graso no alcohólico, una enfermedad causada por una acumulación de lípidos (grasas) en las células de ese órgano que afecta a un 30% de la población mundial.

higado graso

Así se ha constatado en un estudio realizado por investigadores españoles sobre el potencial de las imágenes de resonancia magnética para cuantificar y controlar la concentración hepática de triglicéridos en seres humanos, que ha sido publicado en la revista científica BMC Medicine.

La prevalencia del hígado graso es cada vez mayor en los países desarrollados debido a la obesidad y supone un factor de riesgo de padecer esteatohepatitis no alcohólica, cirrosis o cáncer.

El procedimiento más habitual para detectarlo es el estudio de los tejidos gracias a una biopsia durante la que se extrae una muestra de tejido, una técnica agresiva para el paciente.

El estudio, que incluyó a 129 personas adultas (97 de ellos obesos), de una media de 50 años, comparó los resultados obtenidos en mediciones de la cantidad de grasa obtenida en el hígado mediante tres métodos: resonancia magnética, biopsia y medición bioquímica de la concentración hepática de triglicéridos (método Folch).

Se comprobó que los datos obtenidos en la resonancia se correlacionaban positivamente con los de la biopsia y aun más con los del método Folch. Posteriormente, la fórmula se validó con éxito en 31 nuevos pacientes.

El estudio ha sido coordinado por los doctores Luis Bujanda, Raúl Jiménez-Agüero, José Ignacio Emparanza y Jesús Bañales, del Instituto de Investigación biodonostia y del Hospital Universitario Donostia, en colaboración con el doctor José María Añustizia del Servicio Osatek y Phiplips Cuidado de la Salud.

Fuente: www.heraldo.es