Ir al contenido

Todas las entradas de Wilson Mourad - 2. página

Nuevo método diagnostica con más precisión el cáncer de mama

Este sistema combina las características histológicas de la biopsia del tejido mamario de las mujeres con enfermedad mamaria benigna con la información demográfica personal de la paciente.

El método combina diferentes variables, además de la mamografía (Cortesía Clínica Mayo)

El método combina diferentes variables, además de la mamografía (Cortesía Clínica Mayo)

Rochester.- Un nuevo modelo para predecir el riesgo de cáncer de mama, que combina las características histológicas de la biopsia del tejido mamario de las mujeres con enfermedad mamaria benigna con la información demográfica personal de la paciente, calificó con mayor exactitud el riesgo para cáncer de mama que el modelo de detección actual. Los resultados de un estudio de Clínica Mayo, realizado para comparar el nuevo modelo frente al actual, llamado medio de evaluación del riesgo para cáncer de mama (BCRAT, por sus siglas en inglés), se publican en la Revista de Oncología Clínica.

“Cuando se palpa en el examen o se ve en la mamografía un resultado inquietante en las mamas, los médicos habitualmente realizan una biopsia para evaluar la presencia de cáncer”, comenta Amy Degnim, cirujana de Clínica Mayo y autora líder del estudio. “No obstante, alrededor de 33 % de las biopsias son benignas y se conocen como enfermedad mamaria benigna. En Estados Unidos, anualmente se realizan biopsias en más de un millón de mujeres y aunque los resultados sean benignos, eso las deja preocupadas por desarrollar cáncer de mama más adelante”, expresa.

Degnim y sus colegas pensaron que ciertos resultados del tejido mamario, aunque sean benignos, pueden ayudar a predecir cuáles mujeres corren mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama más adelante en la vida. “Nuestro nuevo modelo clasifica con más precisión el riesgo para cáncer de mama de la mujer con resultado benigno en la biopsia que el medio de evaluación para riesgo de cáncer de mama”, explica Degnim. El Instituto Nacional del Cáncer y el Proyecto Nacional de Cirugía Adyuvante de Mama e Intestino desarrollaron el medio de evaluación para riesgo de cáncer de mama, que actualmente es el modelo más comúnmente utilizado para predecir el riesgo de cáncer de mama en mujeres con enfermedad mamaria benigna.

A fin de probar el nuevo método, Degnim y sus colegas estudiaron una cohorte de aproximadamente 10 mil mujeres con biopsias de las mamas realizadas en Clínica Mayo y resultados benignos, quienes recibieron seguimiento a largo plazo debido a una ocurrencia posterior de cáncer mamario. En esa cohorte, los investigadores determinaron la incidencia específica a la edad de cáncer de mama y de muerte; luego, combinaron esos cálculos con el modelo de riesgo relativo derivado de 377 pacientes que desarrollaron cáncer de mama más adelante en la vida y de 734 sujetos de control cotejas pertenecientes a la cohorte de enfermedad mamaria benigna de Clínica Mayo. Los científicos validaron el modelo usando otro conjunto separado de mujeres de la cohorte de enfermedades mamarias benignas (378 pacientes con cáncer de mama posterior y 728 sujetos de control cotejas) y compararon las predicciones de riesgo del nuevo modelo frente a las del medio de evaluación del riesgo para cáncer de mama.

La concordancia estadística del nuevo modelo fue de 0,665 en la serie de desarrollo del modelo y de 0,629 en la serie de validación, valores que superaron a los del medio de evaluación del riesgo para cáncer de mama (0,567 y 0,472 respectivamente). El medio de evaluación del riesgo para cáncer de mama subestimó el riesgo para cáncer de mama después de una biopsia benigna (P 0,004), mientas que las predicciones derivadas del nuevo modelo se ajustaron adecuadamente al cáncer observado (P 0,247).

“Debido a que las mujeres con enfermedad mamaria benigna tienen más riesgo para cáncer de mama, es sumamente importante que la detección temprana sea óptima”, añade Degnim. “Lo ideal sería identificar a las mujeres con mayor riesgo para cáncer de mama a fin de ofrecerles la vigilancia y las tácticas de prevención adecuadas. Desgraciadamente, el riesgo de predicción del medio de evaluación del riesgo para cáncer de mama no calcula con exactitud el riesgo a nivel personal de estas mujeres”.

Otros autores del estudio son Lynn Hartmann, Ryan Frank, Marlene Frost, Daniel Visscher, Robert Vierkant, Tina Hieken, Karthik Ghosh, Celine Vachon y Derek Radisky, todos de Clínica Mayo.

Fuente: www.eluniversal.com

Alertan por aumento de cáncer de tiroides y colorrectal

En el año 2008 fallecieron 35 mil 383 personas por esa enfermedad

Según datos de la OMS cada año se diagnostica con cáncer de tiroides a más de 213 mil personas

CANCÚN, QUINTANA ROO.- El cáncer de tiroides es uno de los pocos que está en aumento, mientras que el colorrectal se diagnostica cada vez más, debido a los avances en medicina, indicaron especialistas de España.

cancer tiroides

En conferencia de prensa, en el marco del Congreso Oncoday 2015, señalaron que los expertos cuentan con nuevas terapias que permiten una mayor sobrevida a los pacientes, al controlar las complicaciones de la enfermedad.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se diagnostica con cáncer de tiroides a más de 213 mil personas y tan sólo en el año 2008 fallecieron 35 mil 383 personas por esa enfermedad.

La mujeres tienen tres veces más probabilidad de padecerlo y la deficiencia de yodo duplica el riesgo de esta enfermedad.

Los síntomas del hipotiroidismo, el cual consiste en la falta de hormonas tifoideas son, cambios en el metabolismo, fatiga, sueño, intolerancia al frío, latido del corazón lento, piel seca y escamosa, cabello áspero y seco, aumento de peso, retención de agua, estreñimiento y depresión, entre otros.

Mientras que en el hipertiroidismo, que es el exceso de hormonas tiroideas, los pacientes pueden mostrar signos de intolerancia al calor, latidos rápidos del corazón, calambres musculares, insomnio, pérdida de peso y de cabello e irritabilidad, entre otros.

El especialista de la Unidad de Tumores Gastrointestinales y Endócrinos del Hospital Universitario Vall d’Hebrón, España, Jaume Caodevilla, refirió que en tres décadas este padecimiento aumentó 300 por ciento a nivel mundial.

Indicó que Asia es una de la zonas con mayor incidencia, al señalar que se cree que por razones genéticas, pero también en Europa hay un importante número de casos.

Expresó que los avances terapéuticos para esta enfermedad han sido lentos, pero ahora se cuenta con una terapia a base de sorafenib que inhibe las enzimas llamadas quinasas, éstas últimas favorecen la evolución de los tumores.

En tanto que, Carles Pericay, especialista en tumores digestivos y médico del Hospital Universitario Parc Tauli Sabadell, de España, atribuyó a la dieta y factores ambientales que está enfermedad vaya en aumento, además de que los avances tecnológicos permiten un diagnóstico más acertado.

Anualmente se reporta un millón 234 mil nuevos casos de esta enfermedad, siendo la cuarta causa más común de muertes por cáncer a nivel mundial.

Fuente: www.informador.com.mx

Fumar aumenta el riesgo de padecer cáncer de vejiga

Cuando una infección en las vías urinarias no se atiende adecuadamente, hay que prestar atención, ya que si se vuelve crónica puede aumentar el riesgo de desarrollar un cáncer de vejiga.

cancer vejiga

Las molestias de la infección son prácticamente las mismas que las del cáncer, incluso ambos padecimientos suelen presentarse juntos, lo que retrasa un diagnóstico oportuno.

“El cáncer de vejiga se produce por el crecimiento anormal de células en el tejido de este órgano y afecta las capas superficiales del mismo (mucosa), la capa intermedia (músculo) o extenderse a la capa externa (serosa), aun puede extenderse fuera de la vejiga y abarcar órganos circundantes y a distancia (metástasis)”, comenta el urólogo Lauro Salvador Gómez Guerra.
El cáncer de vejiga o cáncer vesical afecta principalmente a personas de edad avanzada y es dos veces más común en varones que en mujeres.

La edad promedio al momento del diagnóstico es alrededor de los 65 años de edad. En menos del 1% de los casos se observa en pacientes menores de 40 años.

Las causas exactas de este cáncer se desconocen, sin embargo, se ha comprobado que el tabaquismo aumenta considerablemente el riesgo de adquirir la enfermedad.

De hecho, los fumadores tienen dos veces más probabilidades de desarrollar cáncer de vejiga que los no fumadores. “Al parecer, el tabaquismo es responsable hasta de un 50% de los casos en varones y hasta de un 33% en mujeres”, indica Gómez.
Los síntomas son sangre y dolor al orinar; y sensación de querer orinar sin poder hacerlo.

Tratamiento

1. El tratamiento del cáncer depende del tamaño, grado, etapa clínica del tumor y si se ha propagado fuera de la vejiga.
2. En etapas avanzadas de la enfermedad el tratamiento se complementa con radioterapia o quimioterapia.
3. Existe la terapia biológica Son sustancias elaboradas para restaurar las defensas

Fuente: www.laprensa.hn

La apnea y la obesidad, entre las enfermedades que aumentan el riesgo de sufrir cáncer

El  pasado 4 de febrero se celebró el Día Mundial del Cáncer, una enfermedad con una elevada prevalencia y mortalidad cuyo riesgo de padecerla puede estar relacionado con diferentes enfermedades como la apnea del sueño, la obesidad o trastornos neurodegenerativos.

apneaAsí se desprende de las diferentes investigaciones realizadas por los centros de Investigación Biomédica en Red (CIBER), dependientes del Instituto de Salud Carlos III, que buscan factores de riesgo y nuevas terapias innovadoras frente a diferentes tumores.

De este modo, el CIBERES, centrado en el área de Enfermedades Respiratorias, ha publicado durante 2014 tres artículos que relacionan el síndrome de apnea obstructiva del sueño con el cáncer.

En uno de ellos, se han estudiado más de 4.000 pacientes durante 4,5 años y se ha observado una clara asociación entre la apnea y la mortalidad por cáncer, particularmente en pacientes jóvenes. Y otro estudio multicéntrico español demuestra que hay una clara asociación entre la severidad del melanoma cutáneo y la gravedad de la apnea.

Asimismo, una investigación realizada en colaboración con la Universidad de Chicago ha mostrado que, en un modelo animal de cáncer, la falta de oxígeno en sangre (hipoxia) intermitente asociada a la apnea produce un aumento del crecimiento tumoral relacionado con la actividad del sistema inmune.

Por su parte, un trabajo del Ciber de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBEROBN) ha evidenciado en un reciente estudio que el 38,4 por ciento de las mujeres diagnosticadas de cáncer de mama presentaban obesidad, un porcentaje mayor que el del conjunto de la población femenina española (el 15,7%) en el 2006, cuando fueron diagnosticadas las pacientes estudiadas.

Estos resultados junto con otros datos observados en otras poblaciones europeas y americanas revelan que la obesidad es un factor de riesgo importante en el cáncer de mama y en otros numerosos tipos de cáncer.

Por tanto, dado el incremento exponencial en la prevalencia de la obesidad que no presenta signos de ser combatida a corto plazo, desde el CIBEROBN se trabaja en la búsqueda de los posibles mecanismos moleculares por los cuales la obesidad incrementa la aparición de cáncer y en encontrar terapias que permitan prevenir el desarrollo de tumores en las personas con exceso de peso.

Y si la apnea o la obesidad aumentan el riesgo de cáncer, el trabajo del Ciber de Salud Mental, el CIBERSAM, ha detectado que hay enfermedades neurodegenerativas que pueden reducir la probabilidad de que aparezca.

Su trabajo se centra en enfermedades del cerebro y del sistema nervioso como la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson, la esclerosis lateral amiotrófica, la enfermedad de Huntington, la esclerosis múltiple, el síndrome de Down, la esquizofrenia y los trastornos del espectro autista.

Y varios de sus grupos han demostrado que la presencia de determinadas enfermedades del cerebro y del sistema nervioso, especialmente las que tienen un componente neurodegenerativo, está asociada a la disminución del riesgo a sufrir cáncer.

El ejemplo más llamativo es el de la enfermedad de Alzheimer, en la que los investigadores encuentran una reducción significativa del 50 por ciento del riesgo de cáncer. Los autores consideran que deben existir factores diversos que expliquen este efecto protector como los estilos de vida, la medicación o los genéticos.

Por otro lado, el Ciber de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (CIBEREHD) realiza investigaciones en cáncer gastrointestinal, como los proyectos cooperativos de cribado de cáncer colorectal, y los de desarrollo de biomarcadores para su detección precoz y su predicción genética.

En cáncer hepático, investigadores de este grupo lideran estudios multicéntricos para su caracterización genética con el desarrollo de firmas moleculares (conjunto de los genes alterados) que permiten valorar el riesgo de desarrollar cáncer así como vincular estas anomalías al pronóstico y al tratamiento.

Asimismo, están evaluando estrategias de tratamiento de cáncer hepático en fase avanzada, y han contribuido a refinar y optimizar tanto los modelos de decisión en la práctica clínica habitual como las mejores terapias a aplicar en las diferentes etapas de esta enfermedad.

Del mismo modo, el proyecto NANOMETS, del Ciber de Bioingeniería, Biomateriales y Nanomedicina (CIBER-BBN) ha conseguido unir un medicamento quimioterápico a una nanopartícula diseñada a propósito para este uso mediante técnicas de nanoingeniería.

Este conjunto es capaz de introducirse en las células que son responsables de originar metástasis gracias a que puede reconocer un receptor específico. De este modo, lleva el fármaco antitumoral hasta el tejido que se pretende tratar. Los experimentos realizados en un modelo animal de cáncer colorrectal han conseguido detener el desarrollo de metástasis.

Fuente: www.canarias7.es

“Descubiertas dos nuevas mutaciones en colangiocarcinoma que aumentan al 70% las posibilidades terapéuticas”

Financiado por la aecc. Un estudio liderado por investigadores del IDIBAPS que publica la revista Nature Communications, y que se ha llevado a cabo con fondos de la Asociación Española Contra el Cáncer (aecc), ha identificado, por primera vez, dos alteraciones genéticas que se dan en colangiocarcinoma intrahepático (ICCA) y que pueden constituir una diana terapéutica.

mutaciones colangiocarcinomaSe trata de una proteína de fusión que tiene actividad oncogénica y de una mutación en el gen ARAF que promueve la proliferación de las células tumorales. Además, se ha hecho un mapa de todas las alteraciones moleculares que se dan en esta neoplasia y se encontró que un 70% de los pacientes tiene, como mínimo, una de ellas.

El Dr. Josep Maria Llovet, profesor ICREA del Grupo IDIBAPS Oncología Hepática, profesor del Departamento de Medicina de la Universidad de Barcelona (UB) y director del Liver Cancer Program en la Ichan School of Medicine at Mount Sinai (New York), y la Dra. Daniela Sia, investigadora del mismo grupo, son el investigador principal y la primera firmante del artículo, respectivamente. En este trabajo también ha participado el Dr. Josep Fuster, del grupo de Oncología Hepática del IDIBAPS y Catedrático de Cirugía de la UB.

Fuente: Nature communications

Estar satisfecha le hace bien a tus huesos

Las mujeres con mayor bienestar en su vida tienen menos riesgo de osteoporosis.

oteoporosis

La satisfacción se evaluó mediante cuatro preguntas relativas a: el interés y la facilidad de la vida, la felicidad y la soledad. / Créditos: iStock by Getty Images

Las mujeres de entre 60 y 70 años de edad que están satisfechas con su vida tienen una mayor densidad ósea y tienen menor riesgo de sufrir de osteoporosis que sus semejantes no tan satisfechas, según un reciente estudio realizado por la Universidad del Este de Finlandia.

La osteoporosis es una enfermedad común, que conduce fácilmente a la fractura del hueso; las fracturas de la cadera, en particular, pueden tener graves consecuencias. La densidad ósea baja a medida que la gente envejece; sin embargo, para las mujeres, la menopausia constituye un factor de riesgo significativo. Otros factores de riesgo de osteoporosis incluyen los bajos niveles de actividad física, la composición corporal, el tabaquismo, la baja ingesta de calcio y vitamina D, así como algunos medicamentos y condiciones médicas.

Por ejemplo, el estrés a largo plazo asociada con la depresión puede tener efectos perjudiciales sobre el metabolismo y, en consecuencia, en la salud ósea. El comportamiento de la salud de una persona deprimida también puede aumentar el riesgo de osteoporosis, sobre todo si la persona además fuma y se ejercita poco.

El bienestar subjetivo es un amplio indicador de la salud mental y la depresión, en particular, y en el estudio ahora publicado, la satisfacción con la vida se utilizó para medir el bienestar subjetivo. El objetivo era averiguar si la satisfacción también se asocia con la salud ósea.

Los datos se obtuvieron del Estudio Factor de Riesgo y Prevención de Osteoporosis Kuopio (OSTPRE), que ha estado investigando los efectos de diversos factores de riesgo y de protección en las fracturas óseas y densidad ósea desde 1989.

Los participantes en el estudio respondieron a las encuestas por correo y participaron en las mediciones de la densidad de los huesos. El presente sub-estudio incluyó a 2,167 mujeres que se sometieron a mediciones de la densidad ósea en 1999, y de estas mujeres, 1,147 tomó parte en mediciones de seguimiento diez años más tarde, en 2009. La satisfacción se evaluó mediante cuatro preguntas relativas a los participantes en el estudio “el interés y la facilidad de la vida, la felicidad y la soledad”. Sobre la base de las respuestas, los participantes del estudio fueron divididos en tres grupos: los satisfechos, el grupo intermedio, y el insatisfecho. El estudio se centró en los posibles efectos de la depresión y otros factores en la salud ósea.

Durante los 10 años de seguimiento, la densidad ósea de todos los participantes en el estudio se debilitó por un promedio de 4%; sin embargo, la diferencia entre el satisfecho y el insatisfecho fue de 52%.

Los cambios en la satisfacción con la vida durante 10 años de seguimiento también afectaron la densidad ósea. Las personas con insatisfacción, mostraron un deterioro de los huesos del 85%, en comparación con las personas cuya satisfacción de vida mejoró.

Por lo tanto, la satisfacción con la vida es un recurso importante y un indicador de bienestar. La satisfacción con la vida se ha relacionado con la salud, y la insatisfacción es un predictor de incapacidad para el trabajo, enfermedades y mortalidad. Según este estudio, también se asocia con la salud de los huesos, cuando la buena satisfacción con la vida disminuye la osteoporosis es inducida por la edad. Los investigadores del estudio dicen que la promoción de la buena satisfacción y buen humor en los ancianos es tan importante como la promoción de estilos de vida saludables. Los factores individuales también tienen efectos beneficiosos sobre la salud de los huesos.

Fuente: www.quo.mx/noticias

¿Heredamos la gordura de nuestros padres?

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- El sobrepeso y la obesidad ha incrementado el riesgo de dos tipos de diabetes, enfermedades al corazón, presión alta e incluso algunos tipos de cáncer.

obesidad

Muchas veces pensamos que la dieta y el estilo de vida son las principales causas de subir de peso, pero ¿y si en realidad es hereditario?

Si tus padres tienen sobrepeso, ¿estás destinado a ser gordo tú también? Tus kilos de más, ¿se deben a tus malos hábitos alimenticios o a tus genes?

Todo un instinto

Los genes que nos hacen desear la comida o que nos ayudan a guardar energía fueron pasados de generación en generación y mantuvieron a nuestros ancestros vivos.

Ellos no tenían acceso confiable a suficiente comida. Por ello, evolucionamos con la costumbre de buscar activamente comida y comer lo más posible cada vez que tenemos la oportunidad.

Ahora, por primera vez en la larga historia de la evolución de nuestra especie, muchos de nosotros vivimos en un ambiente donde hay demasiada comida.

Nos gustaría pensar que tenemos supremo control sobre nuestras necesidades, pero el impulso de consumir comida es un instinto muy poderoso y primitivo.

Se podría argumentar que el sobrepeso de hoy es una respuesta natural –incluso altamente evolucionada- a nuestro ambiente.
Gordura: ¿culpa de nuestros genes?

Las dietas son hoy un gran negocio. Pero, ¿importa realmente lo que comemos si, al final, somos simplemente el producto de nuestros genes?

Un gen es parte importante del código biológico del que estamos hechos. La mitad de nuestros genes vienen de nuestra madre. La otra mitad, de nuestro padre.

El primer gen susceptible a la obesidad se denomina FTO (gen de materia grasa y obesidad asociada, según sus siglas en inglés). Este gen es el que tiene el mayor efecto sobre el índice de masa corporal (IMC) de todos los genes conocidos. Este incrementa el antojo por los alimentos más grasosos.
Tenemos alrededor de 24 mil genes, pero si heredas dos copias del FTO –una de cada padre- tienes 50% más probabilidad de tener sobrepeso.

Más de 75 genes o grupos genéticos que afectan la obesidad han sido ahora identificados, incluyendo el FTO.

Estos tienen un efecto poderoso sobre nuestros hábitos alimenticios y cuán fácilmente acumulamos grasa. Pueden también afectar nuestro metabolismo y apetito de varias maneras.

Naturaleza versus estilo de vida

  • No sólo heredamos genes de nuestros padres.
  • Comer de manera saludable comienza en el seno de la familia. Los malos hábitos, como bocadillos tarde en la noche, pueden ser pasados a los hijos. Esto deriva en malas decisiones a la hora de comer y, como consecuencia, sobrepeso.

¿Cómo puede afectar el cansancio nuestras decisiones sobre qué tipo de comida comprar?

  • Un experimento demostró que un grupo de personas que habían sido privadas de sueño compraban alimentos por casi el doble de calorías que un grupo con el mismo monto de dinero, pero que había dormido las horas necesarias.

¿Podemos ganarle a los genes?

  • Si tienes genes con predisposición a la obesidad y al antojo por comida poco saludable, no puedes cambiarlos, pero sí hacer un esfuerzo por no dejarlos dictar pauta en tu vida.
  • Sólo necesitas esforzarte en limitar tu ingesta de comida y controlar tu peso.
  • Mantener un peso saludable es posible, incluso para gente con dos genes FTO.
  • Se puede moderar el impacto de los genes a través de buenos hábitos. Algunos de estos hábitos son costumbres de familias.
  • Se pueden determinar pasos prácticos para reducir la disponibilidad de comidas ricas en grasa o azúcar en el hogar.
  • También tomarse más tiempo para las comidas familiares, todos juntos, implica que te sentirás más lleno habiendo comido menos y habiendo pensado qué es lo que comiste.
  • Nuestros genes podrán ser heredados, pero nuestros hábitos son aprendidos y podemos mejorarlos.

Fuente: BBC Mundo

Una prediabetes puede terminar en diabetes

Tener prediabetes no significa que automáticamente uno va a desarrollar diabetes, pero es una señal de advertencia. Cuando no se hace ningún cambio, el riesgo de que la prediabetes acabe avanzando a diabetes es alto, sin embargo, al tomar ciertas medidas, como mejorar la alimentación y hacer ejercicio con regularidad, puede hacer una gran diferencia.

prediabetes

La diabetes se presenta ante la presencia de demasiada glucosa o azúcar en la sangre. Por lo general, cuando el cuerpo digiere los alimentos, la glucosa pasa al torrente sanguíneo y luego a las células para abastecerlas de energía. La glucosa ingresa en las células con la ayuda de la insulina.

Cuando una persona come, el páncreas secreta insulina en el torrente sanguíneo. A medida que la insulina circula, ésta actúa como una llave que permite a la glucosa ingresar en las células, reduciendo la cantidad de glucosa en la sangre. En las personas que tienen diabetes y prediabetes, este proceso no funciona de la manera en que debería, sino que en lugar de proveer energía a las células, la glucosa se acumula en el torrente sanguíneo.

La diabetes y la prediabetes se determinan mediante un examen de sangre que analiza cuánta glucosa hay en la sangre. Un nivel normal de glucosa sanguínea oscila entre 70 y 100 miligramos por decilitro. La diabetes se establece cuando la glucosa en ayunas se encuentra de forma constante sobre 126 miligramos por decilitro.

El doctor Adrián Vella, del Departamento de Endocrinología de la Clínica Mayo, en Rochester, Minnesota, explica que el rango medio, entre 100 y 126 miligramos por decilitro, se conoce como prediabetes. El número clave que hay que vigilar está dentro del rango de 110. Las investigaciones han descubierto que 40 por ciento de las personas cuya glucosa sanguínea en ayunas permanece de manera constante sobre 110 avanza hacia la diabetes durante el transcurso de diez años.

Se desconoce la causa exacta de la prediabetes, pero el exceso de grasa, en especial la abdominal, y la inactividad parecen ser factores importantes en el desarrollo de la prediabetes. Los estudios han descubierto que la alimentación y el ejercicio son los tratamientos más eficaces para combatir la prediabetes y prevenir que avance hacia la diabetes.

Por ejemplo, un estudio integral conocido como Programa para la Prevención de la Diabetes estudió a las personas con prediabetes. El programa dividió a los participantes en tres grupos: el primer grupo recibió medicamentos para prevenir la diabetes, el segundo grupo recibió recomendaciones de comer menos y hacer ejercicio sin ninguna pauta específica respecto a lo que esto involucraba ni medicamentos, y el tercer grupo no recibió medicamentos tampoco, pero se le colocó en un plan de actividad fija en el que debían hacer ejercicio durante 30 minutos mínimo 5 veces por semana. Ese grupo también recibió todos los meses recomendaciones alimentarias para ayudarles a adquirir hábitos sanos y reducir la ingesta de comida.

Los resultados revelaron que el tercer grupo disminuyó sus factores de riesgo para diabetes de manera considerable. De hecho, obtuvo mejores resultados que el grupo que recibió medicamentos para prevenir la diabetes. En realidad, en el grupo que recibía medicamentos, una vez suspendida la administración, el comportamiento fue igual que el del grupo que no recibió ninguna intervención. Esto implica que el medicamento no alteró el curso natural de la prediabetes, sino que simplemente trató la diabetes en los participantes que desarrollaron la enfermedad durante el estudio.

Fuente: www.siempre.com.mx

¿Cansancio o anemia? descubre las claves para enfrentar esta enfermedad

Esta patología se define como la disminución en los niveles de glóbulos rojos en la sangre, con la consiguiente disminución en su capacidad para transportar el oxígeno.

anemia

Muchas veces pensamos que por tener fatiga podemos estar sufriendo de anemia. Sin embargo, ¿sabemos realmente la diferencia entre uno y otro?

La anemia se define como la disminución en los niveles de glóbulos rojos en la sangre, con la consiguiente disminución en su capacidad para transportar el oxígeno.

Causas

El origen de esta enfermedad es variado. Dentro de las causas más frecuentes se encuentran el déficit de hierro (en mujeres, lo más frecuente es a través de pérdidas exageradas producto de la menstruación), la anemia por factores nutricionales (poco consumo de fierro, ácido fólico o vitamina B12) y la anemia producto de enfermedades crónicas.

Según el médico internista de Clínica Avansalud, Luis Sepúlveda, la anemia por déficit de fierro es más frecuente en mujeres en período fértil, producto de la menstruación: “Un grupo cada vez más importante de pacientes que padecen anemia son los que se han realizado una cirugía metabólica (bariátrica o para bajar de peso) En ellos, habitualmente hay que suplementar la alimentación con vitaminas y minerales”, asegura el especialista.

Síntomas

Si bien muchas veces reconocemos como el principal indicio de la anemia el cansancio, según Sepúlveda, se trata de un síntoma inespecífico, pues muchas otras enfermedades también lo generan.

“Se puede observar palidez de piel y mucosas, taquicardia y en los casos más severos, hipotensión ortostática (caída de la presión al “incorporarse”), la que es más frecuente en anemias agudas por pérdida relevante de sangre”, precisa el doctor.

La recomendación del especialista para poder diferenciar entre un simple cansancio y anemia, es solicitar exámenes de laboratorio generales. Dentro de ellos destacan un Hemograma, con el cual se confirma o descarta una anemia. Con estos exámenes, además se pueden descartar otras causas de fatiga.

¿Puede ser la anemia una señal de la existencia de un cáncer?

En algunos casos la anemia puede ser indicio de un cáncer: “Es importante destacar que no todo paciente con anemia tiene cáncer, del mismo modo que no todo paciente con cáncer tiene anemia. En general, detrás de una anemia no hay un cáncer sino otras enfermedades menos graves”, precisa.

Prevención

Para evitar caer en este tipo de patologías se debe seguir una dieta saludable y balanceada, en general, que considere fierro y vitaminas.

En caso de padecer alguna enfermedad donde exista una pérdida aumentada de sangre (menstruaciones abundantes) o una pérdida patológica de sangre (a través de deposiciones, sangrado nasal u otras vías), se recomienda consultar al médico oportunamente.

Tratamiento

El tratamiento de la anemia dependerá de su causa. Dado que la más frecuente es la anemia por déficit de hierro, ésta se trata con suplementación de dicho elemento. “Sin embargo, nunca debe iniciarse el tratamiento en forma automedicada, dado que siempre debe hacerse una evaluación y análisis médico para confirmar la vía de pérdida sanguínea y para descartar otras causas más infrecuentes, pero aún así relevantes”, concluye el médico internista.

Fuente: www.24horas.cl

¿Sabías que el azúcar es más dañino que la obesidad?

Los médicos y la sociedad vienen prestando mucha atención al problema de la obesidad, pero nuevos estudios revelen que el problema más grave es el azúcar, que causa enfermedades cardíacas, diabetes y enfermedades del hígado, siendo uno de los productos más peligrosos el jarabe de maíz.

obesidad

Un examen que consta de 8000 análisis médicos revela por qué el consumo excesivo de azúcar es un problema aún más grave de lo que se creía. El azúcar provoca el agravamiento de los casos de esteatosis hepática, de enfermedades cardíacas y de diabetes de segundo tipo. Y no parece ser tanto la obesidad, como el azúcar lo que incrementa dramáticamente los trastornos metabólicos, según el estudio del proyecto científico, SugarScience, citado por la revista ‘Medical Express’.

El problema reside en que los azúcares adicionales, que se presentan bajo 60 nombres diferentes, no están presentes nunca en productos naturales, pero se encuentran en un 74 % de los alimentos envasados. Uno de los productos más peligrosos es el jarabe de maíz, que por su bajo precio se añade a cualquier tipo de alimentos y es “tóxico para el cuerpo” y “causa crisis serias de salud”, según Dean Schillinger, profesor de medicina en la Universidad de California en San Francisco (EE.UU).

Hasta un 36 % de azúcares adicionales se consumen a través de diferentes bebidas que no contienen ninguna fibra, y por eso son procesados rápidamente por el organismo. El organismo “envía” al páncreas y al hígado más azúcares de este tipo de los que pueden procesar, y la acumulación de azúcar deriva en dichas enfermedades.

Demasiado azúcar en el organismo aumenta también el nivel de glucosa en la sangre, que a su vez hace que el páncreas produzca altos niveles de insulina, siendo la insulina la que hace que el cuerpo almacene más calorías en forma de grasa.

Otro efecto negativo es el efecto de la insulina en la leptina, la hormona que le “dice” al cerebro cuándo hay que dejar de comer. Una cantidad excesiva de azúcar propicia que el cerebro ya no reciba más estas señales.

Fuente: http://93.190.24.12/