Ir al contenido

Estar satisfecha le hace bien a tus huesos

Las mujeres con mayor bienestar en su vida tienen menos riesgo de osteoporosis.

oteoporosis

La satisfacción se evaluó mediante cuatro preguntas relativas a: el interés y la facilidad de la vida, la felicidad y la soledad. / Créditos: iStock by Getty Images

Las mujeres de entre 60 y 70 años de edad que están satisfechas con su vida tienen una mayor densidad ósea y tienen menor riesgo de sufrir de osteoporosis que sus semejantes no tan satisfechas, según un reciente estudio realizado por la Universidad del Este de Finlandia.

La osteoporosis es una enfermedad común, que conduce fácilmente a la fractura del hueso; las fracturas de la cadera, en particular, pueden tener graves consecuencias. La densidad ósea baja a medida que la gente envejece; sin embargo, para las mujeres, la menopausia constituye un factor de riesgo significativo. Otros factores de riesgo de osteoporosis incluyen los bajos niveles de actividad física, la composición corporal, el tabaquismo, la baja ingesta de calcio y vitamina D, así como algunos medicamentos y condiciones médicas.

Por ejemplo, el estrés a largo plazo asociada con la depresión puede tener efectos perjudiciales sobre el metabolismo y, en consecuencia, en la salud ósea. El comportamiento de la salud de una persona deprimida también puede aumentar el riesgo de osteoporosis, sobre todo si la persona además fuma y se ejercita poco.

El bienestar subjetivo es un amplio indicador de la salud mental y la depresión, en particular, y en el estudio ahora publicado, la satisfacción con la vida se utilizó para medir el bienestar subjetivo. El objetivo era averiguar si la satisfacción también se asocia con la salud ósea.

Los datos se obtuvieron del Estudio Factor de Riesgo y Prevención de Osteoporosis Kuopio (OSTPRE), que ha estado investigando los efectos de diversos factores de riesgo y de protección en las fracturas óseas y densidad ósea desde 1989.

Los participantes en el estudio respondieron a las encuestas por correo y participaron en las mediciones de la densidad de los huesos. El presente sub-estudio incluyó a 2,167 mujeres que se sometieron a mediciones de la densidad ósea en 1999, y de estas mujeres, 1,147 tomó parte en mediciones de seguimiento diez años más tarde, en 2009. La satisfacción se evaluó mediante cuatro preguntas relativas a los participantes en el estudio “el interés y la facilidad de la vida, la felicidad y la soledad”. Sobre la base de las respuestas, los participantes del estudio fueron divididos en tres grupos: los satisfechos, el grupo intermedio, y el insatisfecho. El estudio se centró en los posibles efectos de la depresión y otros factores en la salud ósea.

Durante los 10 años de seguimiento, la densidad ósea de todos los participantes en el estudio se debilitó por un promedio de 4%; sin embargo, la diferencia entre el satisfecho y el insatisfecho fue de 52%.

Los cambios en la satisfacción con la vida durante 10 años de seguimiento también afectaron la densidad ósea. Las personas con insatisfacción, mostraron un deterioro de los huesos del 85%, en comparación con las personas cuya satisfacción de vida mejoró.

Por lo tanto, la satisfacción con la vida es un recurso importante y un indicador de bienestar. La satisfacción con la vida se ha relacionado con la salud, y la insatisfacción es un predictor de incapacidad para el trabajo, enfermedades y mortalidad. Según este estudio, también se asocia con la salud de los huesos, cuando la buena satisfacción con la vida disminuye la osteoporosis es inducida por la edad. Los investigadores del estudio dicen que la promoción de la buena satisfacción y buen humor en los ancianos es tan importante como la promoción de estilos de vida saludables. Los factores individuales también tienen efectos beneficiosos sobre la salud de los huesos.

Fuente: www.quo.mx/noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *