Ir al contenido

Nuevo avance científico contra el cáncer

LONDRES, 27 (ANSA) – Un equipo de científicos británicos descubrió que excluir una molécula de los vasos sanguíneos cancerígenos ayuda en gran medida a aumentar la efectividad de los tratamientos contra el cáncer, según un estudio dado a conocer hoy.

avance contra el cáncer    Los expertos del Instituto Barts contra el Cáncer, perteneciente a la Universidad Queen Mary de Londres, descubrieron que la molécula que ayuda a reparar el cuerpo luego de la quimioterapia o radioterapia, una proteína conocida como la quinasa de adhesión focal (FAK), ayuda también a proteger las células cancerosas de los tratamientos.

    El estudio financiado por la entidad benéfica Cancer Research UK concluyó que al quitarse la proteína FAK de los vasos sanguíneos que crecen en los melanomas o en los cánceres de pulmón, tanto la quimioterapia como las terapias de radiación eran mucho más efectivas a la hora de erradicar los tumores.

    Los investigadores también estudiaron muestras tomadas de pacientes con linfomas.

    Según el estudio, que fue publicado en la revista científica Nature, aquellos pacientes con bajos niveles de la proteína FAK en sus vasos sanguíneos tenían más chances de completar con éxito tratamientos contra el cáncer.

    El hallazgo sugiere que la creación de drogas y medicamentos para eliminar la proteína FAK en vasos sanguíneos cancerígenos mejoraría en gran medida y ayudaría a prevenir una remisión del cáncer.

    Bernardo Tavora, autor jefe de la investigación, declaró que el estudio demuestra que la efectividad de los tratamientos contra el cáncer “está relacionada a nuestro cuerpo tratando erróneamente de proteger al cáncer de los efectos de muerte de células por parte de la radioterapia y la quimioterapia”.

    “Aunque retirar la proteína FAK de los vasos sanguíneos no destruye por sí solo al cáncer, sí puede retirar la barrera que utiliza el cáncer para protegerse de los tratamientos”, agregó.

    En ese sentido, Kat Arney, jefa de comunicaciones de Cancer Research UK, afirmó que el estudio británico “es muy prometedor”.

    “Ha logrado descubrir cómo las células sanas de los vasos sanguíneos protegen de tratamientos contra el cáncer”, dijo la experta. “Este estudio sólo se llevó a cabo en ratones, pero genera esperanzas reales para poder mejorar la efectividad de la medicina contra el cáncer y sensibilizar los cánceres con las drogas que contamos”, agregó.

    Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer es una de las primeras causas de muerte a nivel mundial, con al menos 8,2 millones de decesos por esa enfermedad registrados en 2012.

    De acuerdo a la entidad, los cánceres que causan un mayor número anual de muertes son los de pulmón, hígado, estómago, colon y mama.

    Aproximadamente un 30% de las muertes por cáncer se deben a cinco factores de riesgo por comportamiento y alimentarios (índice de masa corporal elevado, consumo insuficiente de frutas y verduras, falta de actividad física y consumo de tabaco y alcohol) y, por lo tanto, pueden prevenirse.

    El cáncer comienza con la transformación de una sola célula, que puede tener su origen en agentes externos y en factores genéticos heredados.

    La OMS estima que el 70% de todas las muertes por cáncer registradas en 2012 se produjeron en en Africa, Asia, América Central y Sudamérica, y prevé que los casos anuales de cáncer aumentarán de 14 millones en 2012 a 22 millones en las próximas dos décadas.

LBO-FM/MRZ

Fuente: http://www.ansa.it/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *