Ir al contenido

cobimetinib

Combinar cobimetinib y ‘Zelboraf’, de Roche, permite detener el melanoma avanzado durante más de un año

El uso conjunto de la terapia experimental cobimetinib (GDC-0973) y la recién aprobada en España vemurafenib (‘Zelboraf’), de Roche, consigue detener el melanoma avanzado durante más de un año, según datos presentados por la compañía en el Congreso de la Asociación Americana de Oncología (ASCO).

En concreto, los datos relativos a esta estrategia proceden del estudio fase Ib, BRIM7, cuyos resultados suponen la presentación oficial del inhibidor de MEK cobimetinib como opción de tratamiento, combinada con el inhibidor de BRAF vemurafenib, para pacientes que expresan la mutación de la proteína BRAF V600, presente en el 40 por ciento y el 60 por ciento de todos los casos de melanoma. Esta combinación de fármacos permite bloquear diferentes regiones alteradas en la célula tumoral.

“Con los datos disponibles todo apunta a que esto es precisamente lo que estamos consiguiendo. Hay más pacientes que responden reduciendo el tamaño del tumor y además de forma más prolongada porque logran evitar algunos de los mecanismos de resistencia que el tumor desarrolla a estos fármacos. Además las toxicidades que genera vemurafenib en solitario son menores cuando se usa combinado con el inhibidor de MEK. Todos los pacientes incluidos en el estudio experimentaron una reducción del tamaño del tumor al tiempo que las toxicidades disminuyen igualmente en la mayoría de los casos”, ha comentado uno de los investigadores principales, Antoni Ribas.

Con la combinación, prosigue, se da un doble golpe al melanoma al duplicar el bloqueo de la señal que hace crecer al tumor. De este modo, el riesgo de resistencia es menor, o al menos el tumor tarda más tiempo en hacerse resistente al efecto de la medicación. Eso, en términos de supervivencia libre de progresión, supone más de un año. .

En el estudio participaron tanto pacientes que habían recibido antes vemurafenib como aquellos que recibían la combinación como terapia de inicio. “Estos últimos han sido los que han obtenido una mejor respuesta y eso es porque cuando el tumor deja de ser sensible al efecto de vemurafenib es porque, de alguna manera, ya ha desarrollado los mecanismos para hacerse resistente; si añadimos el inhibidor de MEK podemos tener respuestas secundarias pero duran bastante menos”, ha recalcado el experto.

Principales datos de la investigación

En concreto, según el estudio BRIM7, el 87 por ciento de los pacientes con mutación BRAF que no habían recibido tratamiento previo respondieron al tratamiento combinado; un 10 por ciento de ellos alcanzó una respuesta completa; y otro 10 por ciento consiguió la estabilidad de la enfermedad. La mayoría de las respuestas se registró en las primeras seis semanas desde el inicio del tratamiento.

En aquellos pacientes que habían progresado a una terapia previa con vemurafenib, las tasas de respuesta y de enfermedad estable fueron del 15 por ciento y 42 por ciento, respectivamente. En este grupo la SLP se cifró en 2,8 meses, y se estima que un 32 por ciento estaba vivo al cabo de un año.

Del mismo modo, el estudio mostró que la combinación de cobimetinib y vemurafenib podría administrarse de forma conjunta, permitiendo a los pacientes incluidos recibir la pauta óptima de la combinación. En el total de pacientes que participan en el estudio, los efectos adversos más comunes fueron diarrea (64%), erupción no acneiforme (60%), fatiga (48%), nausea (45%), alteración hepática según prueba de laboratorio (40%) y fotosensibilidad (40%).

Las complicaciones de grado 3 fueron: alteración hepática según prueba de laboratorio (11%), carcinoma cutáneo de célula escamosa (9%), erupción no acneiforme (8%), anemia (7%), dolor en articulaciones (6%), fatiga (5%) y diarrea (5%).

Actualmente Roche está esperando los datos del estudio fase III (coBRIM) en el que se analiza la eficacia y tolerancia de la combinación cobimetinib y vemurafenib frente a vemurafenib en monoterapia, en pacientes con melanoma avanzado no tratados previamente y con mutación BRAFV600. Los resultados preliminares estarán disponibles a finales de este año.

Fuente: http://www.infosalus.com/