Ir al contenido

Gastritis

¿Cómo detectar si se padece de gastritis?

La gastritis, una de las enfermedades más comunes de esta época aqueja a un porcentaje importante de la población

gastritisPor gastritis se entiende la inflamación del revestimiento interior del estómago. Una forma frecuente de clasificación es la diferenciación entre gastritis aguda y crónica. La  gastritis aguda se presenta de forma repentina y pasajera, en su forma crónica perdura a lo largo del tiempo. La gastritis crónica es más frecuente que la aguda.

El estómago es uno de los órganos más importantes del tubo digestivo. El estómago tiene 35 millones de células secretoras que producen los jugos gástricos, aproximadamente 2 litros por  día y algunas hormonas. Los jugos gástricos se conforman de ácido clorhídrico, enzimas y  mucus protector de las paredes del estómago. El ácido clorhídrico crea un ambiente fuertemente ácido (PH aproximado de 1 o 2) necesario para la activación de las enzimas que  digieren  las proteínas. La acidez estomacal también cumple la importante función de destruir bacterias, hongos, virus y otros microorganismos que ingresan junto con los alimentos al estómago. El mucus, que también secretan las células de la pared estomacal, se encarga de proteger al estómago de la acidez. Mencionemos también que la acidez estomacal es importante para optimizar la absorción intestinal del hierro, el calcio, el magnesio y de otros minerales así como también de la vitamina B12, el ácido fólico, el betacaroteno y de otras vitaminas.

 

Las causas de la gastritis

Tradicionalmente se asociaba la gastritis con el estrés y otros factores como el tabaquismo, sin embargo, a partir del descubrimiento del Helicobacter pylori por parte de dos médicos australianos Robin Warren y Barry Marshal, en 1982, el énfasis se pone en dicha bacteria. Con su trabajo demostraron la altísima correlación entre la infección por H. pylori y la inflamación de las paredes del estómago y dejaron claro que esta bacteria se asocia con más del  90 % de las úlceras duodenales y casi  un 80% de las úlceras gástricas.

A partir de estas evidencias el tratamiento de la gastritis cambió, y al protocolo clásico basado en antiácidos,  se le añadió el uso de antibióticos; pero además quedó establecida como verdad  irrefutable la asociación  causal entre dicha  bacteria y la gastritis, lo cual resta importancia a todo otro conjunto de factores que determinan el origen y el curso de la enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas de la gastritis? Los más comunes son:

  • Sensación de dolor y/o ardor en el abdomen
  • Náuseas
  • Indigestión
  • Inflamación abdominal
  • Intolerancia a algunos alimentos
  • Pueden presentarse vómitos con sangre y heces con sangre (de color negro)

En caso de padecer uno o varios de estos síntomas, será conveniente hacer una visita a un médico gastroenterólogo.

 

Fuente: elrosario3.com

 

 

 

 

¿Acidez estomacal? No siempre es gastritis

Llaman a tener más cuidado con los alimentos

acidez estomacal

Por: Elizabeth Vargas

En el organismo ocurren una serie de eventos que en su conjunto forman el proceso de la digestión. Por ejemplo, ante cualquier estímulo relacionado con comida, la boca comienza a salivar. Al ingerir los alimentos éstos bajan por el esófago que conecta la boca con el estómago y secreta sustancias que facilitan la degradación de los mismos.

En este proceso natural, factores como el miedo, depresión, angustia o estrés se convierten en disparadores de cambios, acciones y secreciones en las que no hay alimento alguno que lo detenga, así que esas sustancias ácidas permanecen de forma prolongada en el estómago y al no encontrar alimento que degradar, acaban por lesionar su pared interna.

Martín Huerta Valenzuela, estomatólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), señaló que esto da origen a una serie de molestias que van desde el simple dolor o ardor estomacal, hasta la aparición de úlceras. Se describe la acidez gástrica como una sensación de ardor que inicia en la parte inferior del pecho y puede subir hacia la garganta, impresión de que la comida sube, sabor agrio o ácido y dolor que aumenta al doblarse.

Si se sufre regularmente de acidez, debe mantenerse alerta ya que estas molestias pueden significar desde un dolor pasajero o intolerancia a algunos alimentos; hasta la primera manifestación de algunas enfermedades como: reflujo gastroesofágico, esofagitis, hernia hiatal, gastritis, úlcera gástrica o cáncer de estómago.

La acidez es provocada por varios factores como alimentos irritantes, alcohol, tabaco, uso continuo de analgésicos; así como estrés o nerviosismo. La acidez y el reflujo son muy comunes y se presenta en 20 por ciento de la población; sin embargo, si esta problemática no es tratada, se pueden presentar complicaciones mayores.

Por ello se recomienda consultar con su médico familiar, quien le preguntará sobre sus síntomas, historial y le realizará una revisión física. Es importante conocer sus hábitos alimenticios ya que podrían ser la causa del padecimiento; así como su forma de vida, ya que el nerviosismo y el estrés contribuyen en gran medida a su aparición.

Huerta Valenzuela indicó que en términos generales se recomienda evitar alimentos irritantes como el café, los de alto contenido de grasa y muy condimentados, comidas picantes, chocolate, menta, frutas cítricas, alcohol y bebidas gaseosas antes de dormir.

Finalmente sugieren consumir carnes blancas (pollo, pescado, pavo) ya que son menos irritantes, comer despacio y moderadamente; así como esperar al menos dos horas después de haber comido, antes de acostarse.

 

Fuente: www.ensenada.net

 

Presiones emocionales, pueden generar gastritis

Los síntomas de la gastritis suelen ser ardor, dolor e inflamación del estómago, pérdida del apetito, náuseas, hipo, eructos, gases, etc.

Gastritis

Veracruz, Ver.- La gastritis es un padecimiento que consiste en la inflamación o hinchazón de las capas superficiales del estómago, originada por la disminución de la mucosa que lo protege, declaró Rafael Aguirre Cardoza, gastroenterólogo endoscopista del Hospital General de Zona No.11.

Dijo que los síntomas de la gastritis suelen ser ardor, dolor e inflamación del estómago, pérdida del apetito, náuseas, hipo, eructos, gases, mal sabor de boca, vómitos y sensación de vacío gástrico; por lo que recomendó que si usted padece algunos de estos síntomas debe acudir a su Unidad de Medicina Familiar (UMF) para ser atendido.

Aseguró que la gastritis también se presenta por presiones emocionales, ya que el sistema nervioso tiene una conexión neurodigestiva.  No dormir bien, estresarse o enojarse genera la secreción de sustancias cerebrales que repercuten en el estómago, lo que causa un vaciamiento gástrico más acelerado.

Refirió que la bacteria Helicobacter pylori es la principal causante de que se presente el proceso infeccioso, el cual genera que el paciente experimente dolor abdominal, náuseas, agruras e intolerancia a los alimentos.

Enfatizó que este problema de salud es prevenible si se evita la ingesta excesiva de alimentos elevados en grasa e irritantes y se propicia el consumo de verduras y alimentos ricos en fibra, como la manzana, ya que es una fruta que ayuda al proceso de desinflamación estomacal y estimula la actividad del tubo digestivo y ayuda a una mejor digestión.

Con respeto a la automedicación, advirtió que recurrir constantemente a los antiácidos puede generar trastornos como estreñimiento e, incluso, daño renal, ya que contiene aluminio que en exceso se acumula en los riñones.

 

Fuente: www.e-veracruz.mx

 

 

 

 

Cómo identificar si padeces gastritis

De acuerdo a cifras de la Secretaría de Salud, en México hasta un 70 por ciento de la población padece gastritis, sin embargo, por diversas causas, únicamente un 25 por ciento acude a consulta con un médico especialista para tratarse.

gastritis

Si presentas un cuadro sintomatológico que incluye ardor en la boca del estómago que, en muchas ocasiones, sube hasta el pecho, acidez, náuseas, vómitos y flatulencia, combinados y en exceso, puede ser una señal de que padeces gastritis. (ARCHIVO)

La gastritis es una enfermedad caracterizada por la inflamación de la mucosa gástrica, ya sea de tipo agudo o de tipo crónico. En algunos casos puede ser persistente a lo largo del tiempo y generar complicaciones como úlceras.

El consumo excesivo de alcohol, una mala alimentación o intoxicaciones con alimentos, así como el estrés o el uso prolongado de ciertos medicamentos pueden ser causas de gastritis.

Si presentas un cuadro sintomatológico que incluye ardor en la boca del estómago que, en muchas ocasiones, sube hasta el pecho, acidez, náuseas, vómitos y flatulencia, combinados y en exceso, puede ser una señal de que padeces gastritis.

Si es así, debes acudir a consulta con un especialista, quien te diseñará un tratamiento médico adaptado a tus necesidades así como un plan alimenticio que sea noble con tu organismo y te ayude a progresar en su recuperación.

Es importante no automedicarse sin la aprobación previa de un especialista, pues se corre el riesgo de usar el medicamento incorrecto para tu situación particular.

Será pues el especialista, en base a estudios y análisis, quien decida el proceder respecto a tu caso. Expertos recomiendan no dejar pasar el tiempo si se identifican las señales mencionadas, pues la gastritis puede derivar en serias complicaciones que lo lleven incluso al quirófano. Asimismo, recomiendan como mejor arma a la prevención.

 

Fuente: www.elsiglodetorreon.com.mx