Ir al contenido

glóbulos rojos

¿Cansancio o anemia? descubre las claves para enfrentar esta enfermedad

Esta patología se define como la disminución en los niveles de glóbulos rojos en la sangre, con la consiguiente disminución en su capacidad para transportar el oxígeno.

anemia

Muchas veces pensamos que por tener fatiga podemos estar sufriendo de anemia. Sin embargo, ¿sabemos realmente la diferencia entre uno y otro?

La anemia se define como la disminución en los niveles de glóbulos rojos en la sangre, con la consiguiente disminución en su capacidad para transportar el oxígeno.

Causas

El origen de esta enfermedad es variado. Dentro de las causas más frecuentes se encuentran el déficit de hierro (en mujeres, lo más frecuente es a través de pérdidas exageradas producto de la menstruación), la anemia por factores nutricionales (poco consumo de fierro, ácido fólico o vitamina B12) y la anemia producto de enfermedades crónicas.

Según el médico internista de Clínica Avansalud, Luis Sepúlveda, la anemia por déficit de fierro es más frecuente en mujeres en período fértil, producto de la menstruación: “Un grupo cada vez más importante de pacientes que padecen anemia son los que se han realizado una cirugía metabólica (bariátrica o para bajar de peso) En ellos, habitualmente hay que suplementar la alimentación con vitaminas y minerales”, asegura el especialista.

Síntomas

Si bien muchas veces reconocemos como el principal indicio de la anemia el cansancio, según Sepúlveda, se trata de un síntoma inespecífico, pues muchas otras enfermedades también lo generan.

“Se puede observar palidez de piel y mucosas, taquicardia y en los casos más severos, hipotensión ortostática (caída de la presión al “incorporarse”), la que es más frecuente en anemias agudas por pérdida relevante de sangre”, precisa el doctor.

La recomendación del especialista para poder diferenciar entre un simple cansancio y anemia, es solicitar exámenes de laboratorio generales. Dentro de ellos destacan un Hemograma, con el cual se confirma o descarta una anemia. Con estos exámenes, además se pueden descartar otras causas de fatiga.

¿Puede ser la anemia una señal de la existencia de un cáncer?

En algunos casos la anemia puede ser indicio de un cáncer: “Es importante destacar que no todo paciente con anemia tiene cáncer, del mismo modo que no todo paciente con cáncer tiene anemia. En general, detrás de una anemia no hay un cáncer sino otras enfermedades menos graves”, precisa.

Prevención

Para evitar caer en este tipo de patologías se debe seguir una dieta saludable y balanceada, en general, que considere fierro y vitaminas.

En caso de padecer alguna enfermedad donde exista una pérdida aumentada de sangre (menstruaciones abundantes) o una pérdida patológica de sangre (a través de deposiciones, sangrado nasal u otras vías), se recomienda consultar al médico oportunamente.

Tratamiento

El tratamiento de la anemia dependerá de su causa. Dado que la más frecuente es la anemia por déficit de hierro, ésta se trata con suplementación de dicho elemento. “Sin embargo, nunca debe iniciarse el tratamiento en forma automedicada, dado que siempre debe hacerse una evaluación y análisis médico para confirmar la vía de pérdida sanguínea y para descartar otras causas más infrecuentes, pero aún así relevantes”, concluye el médico internista.

Fuente: www.24horas.cl