Ir al contenido

glucosa en sangre

¿Sabías que el azúcar es más dañino que la obesidad?

Los médicos y la sociedad vienen prestando mucha atención al problema de la obesidad, pero nuevos estudios revelen que el problema más grave es el azúcar, que causa enfermedades cardíacas, diabetes y enfermedades del hígado, siendo uno de los productos más peligrosos el jarabe de maíz.

obesidad

Un examen que consta de 8000 análisis médicos revela por qué el consumo excesivo de azúcar es un problema aún más grave de lo que se creía. El azúcar provoca el agravamiento de los casos de esteatosis hepática, de enfermedades cardíacas y de diabetes de segundo tipo. Y no parece ser tanto la obesidad, como el azúcar lo que incrementa dramáticamente los trastornos metabólicos, según el estudio del proyecto científico, SugarScience, citado por la revista ‘Medical Express’.

El problema reside en que los azúcares adicionales, que se presentan bajo 60 nombres diferentes, no están presentes nunca en productos naturales, pero se encuentran en un 74 % de los alimentos envasados. Uno de los productos más peligrosos es el jarabe de maíz, que por su bajo precio se añade a cualquier tipo de alimentos y es “tóxico para el cuerpo” y “causa crisis serias de salud”, según Dean Schillinger, profesor de medicina en la Universidad de California en San Francisco (EE.UU).

Hasta un 36 % de azúcares adicionales se consumen a través de diferentes bebidas que no contienen ninguna fibra, y por eso son procesados rápidamente por el organismo. El organismo “envía” al páncreas y al hígado más azúcares de este tipo de los que pueden procesar, y la acumulación de azúcar deriva en dichas enfermedades.

Demasiado azúcar en el organismo aumenta también el nivel de glucosa en la sangre, que a su vez hace que el páncreas produzca altos niveles de insulina, siendo la insulina la que hace que el cuerpo almacene más calorías en forma de grasa.

Otro efecto negativo es el efecto de la insulina en la leptina, la hormona que le “dice” al cerebro cuándo hay que dejar de comer. Una cantidad excesiva de azúcar propicia que el cerebro ya no reciba más estas señales.

Fuente: http://93.190.24.12/

Diabetes: no solo es genética sino por estrés y malos hábitos

Riesgo. El excesivo consumo de comida chatarra, dulces y el estrés son factores que pueden desencadenar esta enfermedad que ataca las células e inhibe el correcto funcionamiento de los órganos. Especialistas recomiendan hábitos alimenticios saludables y la práctica de actividad física constante para prevenirla.

Por: Jonathan Bárcena Carpio.

diabetes-infografia

Todas las mañanas Dorian Segura Álvarez cogía una taza y se preparaba un café bien cargado endulzado con cinco cucharadas de azúcar. Él no sabía que la diabetes se iba apoderando de su organismo silenciosamente.

Hace dos meses, Dorian, de 67 años de edad, tenía que someterse a una operación por una hernia lumbar. Cuando  le hicieron los exámenes pre-operatorios recién se enteró que padecía de exceso de azúcar en la sangre.”Los médicos me dijeron que la glucosa en mi sangre estaba muy elevada, desde ese instante mi vida cambió”, recuerda.

Cambió los caramelos que solía comer por frutas y verduras. Ahora el 50 % de lo que come durante el día se reparte entre zanahorias, lechugas, tomates y otras verduras, mientras que la mitad restante está balanceada entre arroz, papa y pedazos pequeños de carne, básicamente de pescado.

“Al principio fue difícil adaptarse al cambio, ahora he eliminado de mis hábitos alimenticios todo lo que contiene grasa”, cuenta.

¿qué es la diabetes?

Julio Farfán Aspilcueta, médico endocrinólogo, explica que la diabetes es una enfermedad sin cura. El páncreas deja de fabricar la cantidad suficiente de insulina que necesitan las células para alimentarse o en su defecto la calidad de esta hormona baja y comienzan los problemas.

“La diabetes se produce por el cambio de nivel de vida del paciente, está sometido a estrés, ingiere comida chatarra, no hace actividad física y comienza a subir de peso desmedidamente (obesidad)”, dice el especialista.

Agrega que todo lo que comemos se convierte en glucosa. En un paciente diabético la cantidad de azúcar permanece elevada (más de 126 miligramos por mililitro de sangre) por lo que las células no se alimentan correctamente. Esto provoca que los órganos tengan un mal funcionamiento y sin el debido cuidado el paciente puede morir.

“Tener niveles altos de glucosa produce un proceso inflamatorio en la parte interna de las arterias, por lo que se pegan los colesteroles y no permiten el paso de la sangre, es por eso que no cicatrizan las heridas y hasta se origina gangrenas”, dice.

El nivel de vida de las personas hizo que la diabetes en los últimos años se presente con mayor frecuencia. De cada 10 personas 4 son diagnosticados con este mal.

“En el mundo, cada año aproximadamente mueren cuatro millones de pacientes por diabetes. En Latinoamérica se presentan tres millones de decesos”, dice el médico.

Recomendación

Para una persona que tiene antecedentes familiares de diabetes es recomendable que no suba de peso, tenga una alimentación saludable y haga actividad física constante. En cambio, si ya se padece del mal, los pacientes deben hacer un control mensual o diario si es el caso, además de realizar deporte y comer sano.

Fuente: www.larepublica.pe