Ir al contenido

hemorragias intracraneales

Hipertensión arterial, principal causa de derrame cerebral

El experto Nuyoo Cabrera Ortiz dijo que la hipertensión arterial constituye la causa principal de derrames cerebrales o hemorragias intracraneales, que ocupan el segundo lugar en incidencia de eventos cerebrovasculares, después de los infartos.

Hipertensión-Arterial

El neurólogo adscrito al Hospital de Especialidades del IMSS en Jalisco agregó que la presión arterial elevada es la causa hasta 80 por ciento de los casos de hemorragia intracraneal.

Añadió que 20 por ciento restante se debe a factores como malformaciones congénitas arteriovenosas, tumores (glioblastoma multiforme) o a metástasis cerebral, originada por otros tumores malignos localizados en pulmones, riñones o por el cáncer tipo melanoma.

Señaló que los pacientes que presentan altos niveles de presión arterial o que no están diagnosticados y en control como pacientes hipertensos, son los más propensos a presentar hemorragia intracraneal.

Explicó que en pacientes hipertensos, el derrame cerebral suele presentarse de manera súbita, por lo que de no recibir atención oportuna la mortalidad es muy elevada, “y el tiempo es oro en estos casos”.

Indicó que si la causa de la hemorragia intracraneal está asociada a malformaciones o tumores, “de manera frecuente se gesta con el tiempo, toda vez que el paciente sin darse cuenta presenta micro sangrados al interior del cerebro, hasta que llega a presentar pérdida de sangre considerable, que da lugar a las manifestaciones clínicas que sugieren el evento”.

Expresó que síntomas clínicos característicos de la hemorragia intracraneal son: dolor intenso de cabeza que va de moderado a intenso, “el cual puede ser punzante u opresivo, y empeora con el paso de las horas, y puede presentarse dolor de cuello, vómito, y estado confuso o somnoliento hasta llegar a un coma”.

Afirmó que si bien un episodio de susto o enojo no origina por sí solo un derrame cerebral, los esfuerzos físicos extremos sí pueden desencadenarlos como realizar un ejercicio vigoroso en exceso o levantamiento de peso que sobrecargue la estructura de la persona.

Subrayó que entre otras causas, aunque menos frecuentes del derrame cerebral, figuran uso de drogas como cocaína, y la angiopatía amiloide que comúnmente afecta a adultos mayores y que se asocia al deterioro o afectaciones cardiovasculares.

Resaltó que ante una hemorragia intracraneal, el manejo médico del paciente se lleva a cabo en la Unidad de Cuidados Intensivos, en donde se le proporciona soporte vital como ventilación, estabilización de la presión arterial y en el caso de un sangrado intenso se interviene quirúrgicamente a fin de drenar el hematoma.

Puntualizó que en algunos casos, el derrame cerebral puede generar secuelas posteriores de tipo motoras, cognitivas y episodios de epilepsia.

Fuente: http://www.cronica.com.mx/