Ir al contenido

mamografÍa

Nuevo método diagnostica con más precisión el cáncer de mama

Este sistema combina las características histológicas de la biopsia del tejido mamario de las mujeres con enfermedad mamaria benigna con la información demográfica personal de la paciente.

El método combina diferentes variables, además de la mamografía (Cortesía Clínica Mayo)

El método combina diferentes variables, además de la mamografía (Cortesía Clínica Mayo)

Rochester.- Un nuevo modelo para predecir el riesgo de cáncer de mama, que combina las características histológicas de la biopsia del tejido mamario de las mujeres con enfermedad mamaria benigna con la información demográfica personal de la paciente, calificó con mayor exactitud el riesgo para cáncer de mama que el modelo de detección actual. Los resultados de un estudio de Clínica Mayo, realizado para comparar el nuevo modelo frente al actual, llamado medio de evaluación del riesgo para cáncer de mama (BCRAT, por sus siglas en inglés), se publican en la Revista de Oncología Clínica.

“Cuando se palpa en el examen o se ve en la mamografía un resultado inquietante en las mamas, los médicos habitualmente realizan una biopsia para evaluar la presencia de cáncer”, comenta Amy Degnim, cirujana de Clínica Mayo y autora líder del estudio. “No obstante, alrededor de 33 % de las biopsias son benignas y se conocen como enfermedad mamaria benigna. En Estados Unidos, anualmente se realizan biopsias en más de un millón de mujeres y aunque los resultados sean benignos, eso las deja preocupadas por desarrollar cáncer de mama más adelante”, expresa.

Degnim y sus colegas pensaron que ciertos resultados del tejido mamario, aunque sean benignos, pueden ayudar a predecir cuáles mujeres corren mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama más adelante en la vida. “Nuestro nuevo modelo clasifica con más precisión el riesgo para cáncer de mama de la mujer con resultado benigno en la biopsia que el medio de evaluación para riesgo de cáncer de mama”, explica Degnim. El Instituto Nacional del Cáncer y el Proyecto Nacional de Cirugía Adyuvante de Mama e Intestino desarrollaron el medio de evaluación para riesgo de cáncer de mama, que actualmente es el modelo más comúnmente utilizado para predecir el riesgo de cáncer de mama en mujeres con enfermedad mamaria benigna.

A fin de probar el nuevo método, Degnim y sus colegas estudiaron una cohorte de aproximadamente 10 mil mujeres con biopsias de las mamas realizadas en Clínica Mayo y resultados benignos, quienes recibieron seguimiento a largo plazo debido a una ocurrencia posterior de cáncer mamario. En esa cohorte, los investigadores determinaron la incidencia específica a la edad de cáncer de mama y de muerte; luego, combinaron esos cálculos con el modelo de riesgo relativo derivado de 377 pacientes que desarrollaron cáncer de mama más adelante en la vida y de 734 sujetos de control cotejas pertenecientes a la cohorte de enfermedad mamaria benigna de Clínica Mayo. Los científicos validaron el modelo usando otro conjunto separado de mujeres de la cohorte de enfermedades mamarias benignas (378 pacientes con cáncer de mama posterior y 728 sujetos de control cotejas) y compararon las predicciones de riesgo del nuevo modelo frente a las del medio de evaluación del riesgo para cáncer de mama.

La concordancia estadística del nuevo modelo fue de 0,665 en la serie de desarrollo del modelo y de 0,629 en la serie de validación, valores que superaron a los del medio de evaluación del riesgo para cáncer de mama (0,567 y 0,472 respectivamente). El medio de evaluación del riesgo para cáncer de mama subestimó el riesgo para cáncer de mama después de una biopsia benigna (P 0,004), mientas que las predicciones derivadas del nuevo modelo se ajustaron adecuadamente al cáncer observado (P 0,247).

“Debido a que las mujeres con enfermedad mamaria benigna tienen más riesgo para cáncer de mama, es sumamente importante que la detección temprana sea óptima”, añade Degnim. “Lo ideal sería identificar a las mujeres con mayor riesgo para cáncer de mama a fin de ofrecerles la vigilancia y las tácticas de prevención adecuadas. Desgraciadamente, el riesgo de predicción del medio de evaluación del riesgo para cáncer de mama no calcula con exactitud el riesgo a nivel personal de estas mujeres”.

Otros autores del estudio son Lynn Hartmann, Ryan Frank, Marlene Frost, Daniel Visscher, Robert Vierkant, Tina Hieken, Karthik Ghosh, Celine Vachon y Derek Radisky, todos de Clínica Mayo.

Fuente: www.eluniversal.com

7 cosas que no sabías sobre el cáncer de mama

El cáncer de mama es una de las enfermedades más temidas por las mujeres y, cuando de cáncer se trata, también una de las más frecuentes. Pero, no debes permitir que el miedo te paralice: hay muchas decisiones que puedes tomar para prevenir el cáncer de mama.

cancer-mama

#1 La mamografía

Una vez que llegues a los 40, es fundamental que comiences a realizarte mamografías. Ten presente que si en tu familia hay antecedentes de este tipo de cáncer, es recomendable que empieces con las mamografías antes. Ahora bien, este estudio puede tener sus fallas. Por este motivo, es vital que lo complementes con un examen clínico anual. La combinación de estas precauciones es la mejor estrategia para detectar el cáncer de mama a tiempo.

#2 Vida activa

Ya se ha comprobado que quienes realizan actividad física de forma regular poseen menos riesgos de desarrollar cáncer de mama. Cualquier tipo de ejercicio es útil, aunque también se ha constatado que las actividades aeróbicas son particularmente beneficiosas. Así, las mujeres que las practican poseen un 55% posibilidades menos de morir a causa de este tipo de cáncer.

#3 La alimentación

Una dieta saludable es una de las mejores aliadas en la prevención del cáncer de mama. Asimismo, se ha develado que la ingesta de folato –presente en vegetales de hoja verde, frijoles y cereales fortificados– podría ayudar a mitigar los efectos nocivos que posee el consumo de bebidas alcohólicas en el desarrollo del cáncer de mama.

#4 El sobrepeso

Conservar un peso saludable a lo largo de toda la vida disminuye los riesgos de padecer casi cualquier cosa: enfermedades cardíacas, diabetes del tipo 2, artritis… Ahora bien, cuando se trata del cáncer de mama, son los kilitos en exceso de la postmenopausia los que constituyen el mayor peligro. Esto se debe a que en las mujeres que atraviesan esta etapa vital, la principal fuente de estrógenos proviene de la grasa corporal. Por tanto, cuanto mayor tejido adiposo, más numerosos serán los estrógenos en sangre y más los riesgos de desarrollar cáncer de mama.

#5 El dolor

El dolor de mama no suele ser un síntoma frecuente de este tipo de cáncer. Por tanto, si has o estás experimentando algún tipo de aflicción en esta zona, puedes volver a respirar. Es probable que la causa de tu dolor se vincule a cambios hormonales, un quiste benigno o algún tipo de tensión muscular. Ten en cuenta que los síntomas del cáncer de mama más usuales son: bulto tangible, cambios en el tamaño y forma de las mamas, arrugas en la zona o escamas y secreciones en los pezones.

#6 Los riesgos

A los 40 años, una mujer promedio tiene 1 en 69 posibilidades de desarrollar cáncer de mama en los 10 años siguientes. A los 50 años, las posibilidades ascienden a 1 en 42 y a los 60, a 1 en 29. Estos datos sugieren que, estadísticamente, las sexagenarias y las septuagenarias tienen más riesgos de contraer este tipo de cáncer. Sin embargo, es importante considerar que es en estas edades en las que el cáncer de mama es más fácilmente curable. Esto se debe a que cuando esta variedad de cáncer aparece a esas edades asume formas menos agresivas.

#7 La historia familiar

El hecho de que el cáncer de mama ya haya visitado a alguna mujer de tu familia no significa, bajo ningún concepto, que tú también vayas a padecerlo. Solo entre el 20% y el 30% de las mujeres con cáncer de mama tienen antecedentes familiares. Así que guarda la calma: la biología no determina el destino.

 Vía: mujer.com

Siemens consigue reducir hasta un 90% la radiación en sus últimos equipos de imagen

 

Siemens

Siemens

Su tecnología más puntera permite hacer un escáner de screening torácico con la misma dosis con la que se realiza una placa de tórax convencional.

Las últimas innovaciones de Siemens en diagnóstico por imagen consiguen reducir hasta un 90% la dosis de radiación. Este tema está cobrando más importancia que nunca, entre otros motivos, gracias a la nueva directiva europea, Euratom de 5 de diciembre de 2013, sobre el registro de dosis. Esta norma obliga a todos los centros médicos de los estados miembros a justificar la exposición del paciente a la radiación, notificarla y registrarla antes de 2018.

El último equipo de tomografía computarizada (CT), el Somatom Force, es un claro ejemplo de ello. Este dispositivo es capaz de hacer un screening torácico, que habitualmente conlleva una radiación de 8 msv, con la misma dosis que emite una placa de tórax convencional, es decir, 0,02 msv. Los nuevos desarrollos tecnológicos de software y hardware de la compañía alemana hacen posible que los equipos radiológicos mejoren la calidad de su imagen sin necesidad de aumentar la dosis de radiación. “El incremento de la imagen médica pasa irremediablemente por una reducción de la dosis que la haga más segura para los pacientes. Es responsabilidad, tanto del colectivo médico, como de la industria, seguir trabajando en este ámbito. Con ello conseguimos, además, avanzar en el diagnóstico temprano de las patologías de mayor impacto”, explica Luis Cortina, CEO de Siemens Healthcare en España.

Siemens, compañía global líder en tecnología, dará a conocer todos estos avances en el XXXII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM), que se celebra desde hoy y hasta el próximo domingo 25 de mayo. La baja dosis se convertirá este año en la verdadera protagonista de un evento, que ya es el más representativo del sector a nivel nacional.

Por su parte, la doctora Marta Tomás Mallebrera, del Servicio de Radiología en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, apunta que “los equipos de imagen y estaciones de trabajo de Siemens, nos ha permitido aumentar la rentabilidad diagnóstica de nuestras exploraciones, abrir nuevas posibilidades diagnósticas y reducir de forma muy significativa la dosis de radiación asociada a las mismas”. Así lo ha puesto de manifiesto durante el Simposium “Los avances en el manejo y control de la dosis de radiación al paciente” que se ha celebrado durante el Congreso.

“Son indudables los beneficios que la imagen médica aporta y por ello, su utilización ha aumentado enormemente en los últimos años. Por eso es crucial el desarrollo de tecnologías que permitan una reducción de la dosis de radiación de los equipos médicos sin comprometer la calidad de la imagen, ni su rendimiento diagnóstico. Todo esto, junto con una adecuada formación de los profesionales sanitarios, permite sacar el máximo rendimiento a los equipos y un adecuado equilibrio entre el beneficio-riesgo asociado a dichas prueba”, concluye Luis Cortina.

 Menos dosis también en mamografía

En su afán por adelantarse al futuro y ayudar a los centros médicos a reinventarse, Siemens cuenta con un amplio portfolio de soluciones en las que la baja dosis de radiación es la clave. Ahora también en mamografía. En concreto, el mamógrafo digital Inspiration, que incorpora la nueva tecnología PRIME, incorpora un innovador procesado de la información que permite reducir la dosis de radiación del paciente hasta en un 30%, al mismo tiempo que obtiene imágenes con una calidad diagnóstica mayor que la tecnología convencional. Este avance cobra una especial importancia porque permite hacer screening de cáncer de mama en mujeres sanas con una dosis muy inferior.

http://econ.es/index.html