Ir al contenido

oncología

Dr. Mourad: “La posibilidad de cura del cáncer avanza”

Una de las motivaciones principales del Dr. Wilson Mourad es conocer el avance de la ciencia para favorecer la salud de los pacientes oncológicos

Por: Sol Comunicaciones

Wilson Mourad

Puede decirse que el cáncer es una de las enfermedades más temidas. Con frecuencia se sabe de casos, y muy cercanos al entorno familiar, que crean una sensación de ansiedad y preocupación. Al mismo tiempo, generan curiosidad por conocer un padecimiento que ha tenido, desde hace más de un siglo, a los científicos e investigadores ocupados sin poder dar con la causa ni con la solución definitiva y certera a este mal.

En los últimos tiempos, existe la idea del incremento de la propagación del cáncer, una enfermedad provocada por un grupo de células que se multiplican sin control y de manera autónoma, invadiendo localmente y a distancia otros tejidos.
El Dr. Wilson Mourad, médico cirujano, especialista en vías digestivas y presidente del CDD Las Mercedes, sostiene que esta ha sido una de sus motivaciones principales para desarrollar esa institución, orientada a ser la primera con tecnología de punta en América Latina y alcances exitosos en el tratamiento del cáncer.

Anteriormente, se solía considerar que la persona que lo padecía iba, inevitablemente, a la muerte. Hoy, la situación ha cambiado, en razón de las técnicas que se han podido desarrollar tanto en el área de diagnóstico como de tratamiento. Se conocen 200 tipos diferentes de cáncer que si se diagnostican y se tratan a tiempo, pueden ser curables.

El Dr. Sunil Dayarnani, oncólogo del Centro Diagnóstico Docente CDD Las Mercedes, explica cuándo se aplica la quimioterapia. “Hay tumores que deben recibir quimioterapia. Casi todos, especialmente los que tienen probabilidad alta de diseminar células a otros órganos. Es decir, hacer metástasis. Recibirla no significa, necesariamente, que ya existe la metástasis, solo que también pudiera haber riesgos por los hallazgos o por la conducta conocida de este tipo de tumores. En fin, la quimioterapia es un tratamiento sistémico, porque va a todo el cuerpo”.

En otro orden de ideas, el Dr. Ivo Rodriguez, oncólogo radioterapeuta del CDD Las Mercedes declara cuándo se trata con radioterapia y cuándo es necesario aplicar ambas. Sostiene que a diferencia de la quimio, la radioterapia se aplica directamente porque el tumor está en el sitio o porque ya fue retirado y requiere recibir radioterapia para lograr un control definitivo local y regional, especialmente, en las áreas de los ganglios linfáticos.

“Como este procedimiento va directamente a la zona afectada, su tratamiento es local y regional. Adicionalmente, se dirige a las áreas de drenaje linfático, el cual se indica para eliminar o disminuir el tumor localmente y/o cuando ya fue resecado quirúrgicamente porque hay posibles riesgos de recidiva local”.

En opinión del Dr. Ivo Rodríguez, hay casos que requieren de las dos armas. “Se pueden aplicar en conjunto; es decir, en forma concomitante. También se separan y se administran en forma secuencial. Primero la quimio y luego la radio, o viceversa. Eso dependerá del tipo de tumor, de su conducta y de los resultados de los múltiples estudios. Actualmente, -agrega-, un gran grupo de pacientes reciben tratamientos combinados”.

Agrega que existe la radioterapia intraoperatoria, que se proporciona en el mismo pabellón quirúrgico en el momento de la operación, con lo cual se evita recibir posteriormente radioterapia en un servicio de radiaciones. “En estos casos, -manifiesta el oncólogo radioterapeuta-, el paciente sale operado y también irradiado. Este tratamiento se está haciendo actualmente en cáncer de mama en algunos centros de radioterapia en Venezuela, y el CDD Las Mercedes forma parte de ese grupo”, concluye.

Emplean dos tipos de virus para tratamientos personalizados de cáncer rectal

El director del Instituto Oncológico del Hospital Provincial de Castellón y profesor de Medicina de la Universidad CEU Cardenal Herrera en Castellón, Carlos Ferrer, ha participado en el primer estudio a nivel mundial en el que se ha empleado por primera vez dos tipos de virus como biomarcadores para el tratamiento personalizado del cáncer rectal.

Según han explicado fuentes de la Universidad Cardenal Herrera CEU, los virus empleados han sido el citomegalovirus y el virus de Epstein-Barr.

La investigación, publicada en la revista European Journal of Nuclear Medicine and Molecular Imaging, concluye que los tumores rectales coinfectados por ambos virus son más sensibles a los tratamientos preoperatorios con quimio-radioterapia.

La presencia de estos virus permite predecir mejor la evolución del cáncer y la radiosensibilidad de los tejidos tumorales y, con ello, el grado de tolerancia y la dosis adecuada de radioterapia de forma personalizada para cada paciente.

Este primer estudio mundial empleando parámetros víricos como factores oncológicos predictivos en el cáncer rectal, se ha desarrollado en el Hospital Provincial de Castellón, en colaboración con el Instituto de Radiomedicina de Santiago de Chile, el Hospital Gregorio Marañón de Madrid y las Universidades CEU Cardenal Herrera de Castellón y Complutense de Madrid.

El estudio, realizado sobre un total de 37 pacientes con un cáncer rectal en estado avanzado, mediante un seguimiento medio de seis meses, ha descrito por primera vez para el cáncer rectal la relación entre los valores volumétricos del tumor y la presencia del citomegalovirus y del virus de Epstein-Barr, de forma conjunta y aisladamente.

Un 65% de pacientes con presencia de ambos virus han presentado una reducción del volumen del tumor tras el tratamiento preoperatorio administrado.

Estos tumores coinfectados han resultado ser más sensibles y responder mejor al tratamiento de quimio-radioterapia, que se administra como primer paso para reducir el tamaño del tumor antes del tratamiento principal, que generalmente consiste en una cirugía.

Según apunta el profesor Carlos Ferrer, coautor del estudio, “la posibilidad de predecir la evolución del cáncer y la radiosensibilidad de los tejidos del tumor a través de estos biomarcadores víricos permitirá mejorar tanto la eficacia, como la tolerancia a la radioterapia como tratamiento, ajustando sus dosis de forma individualizada, caso por caso”.

De este modo, la prescripción del tratamiento ya no estará influenciada por los efectos registrados en otros pacientes tratados previamente, sino en la sensibilidad prevista para cada tumor.

“La oncología predictiva, en este caso empleando virus como biomarcadores, puede abrir una vía para la prescripción personalizada de los tratamientos oncológicos”, ha asegurado el doctor Ferrer.

Fuente: www.abc.es

Un nuevo tratamiento aumenta casi el 40% la supervivencia del cáncer de mama HER2+

Es un tratamiento que aumenta en un 40 por ciento la supervivencia del cáncer de mama HER2 positivo con metástasis, según recoge el estudio Cleopatra, presentado en el Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), que se celebra en Madrid.

cancer-de-mama

El HER2 (receptor 2 de factor de crecimiento epidérmico humano) es un gen que puede influir en el desarrollo del cáncer de mama.

En esta investigación han participado un total de 250 centros de 19 países, entre ellos nueve hospitales españoles, y 808 mujeres con este tipo de cáncer de mama.

Un seguimiento a largo plazo, 50 meses, de este estudio, ha demostrado los beneficios del nuevo fármaco en este cáncer con metástasis, señalan sus autores, ya que la supervivencia global ha pasado de una mediana de 40,8 meses a 56,5, logrando 15,7 meses más de vida.

El tratamiento añade un nuevo principio activo, pertuzumab, al actual, con trastuzumab y quimioterapia.

El cáncer de mama HER2 positivo representa entre el 15 y el 20 por ciento del total de este tipo de tumores.

En junio pasado, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad autorizó la financiación de este nuevo medicamento, comercializado por Roche, para combinarse con los otros fármacos.

Un resultado sin precedentes

“La mejora de la supervivencia observada en el estudio Cleopatra de cerca de 16 meses no tiene precedentes en otros sobre cáncer de mama metastásico; los resultados son increiblemente útiles para los pacientes y sus familiares”, ha señalado la autora principal del trabajo, la doctora Sandra Swain, del Washington Hospital Center, de Estados Unidos.

Javier Cortés, director del Programa de Cáncer de Mama en el Instituto de Oncología Vall d´Hebrón de Barcelona, también autor de este estudio, ha calificado el resultado como “uno de los mayores logros encaminados a convertir esta patología en una enfermedad crónica en un futuro próximo”.

“Deberíamos considerar esta combinación como el tratamiento estándar para nuestros pacientes”, ha señalado Cortés, quien ha añadido que estos resultados “van a ayudar a la sociedad a entender que en un futuro la población no morirá por cáncer”.

La doctora Eva Ciruelos, oncóloga del hospital 12 de Octubre de Madrid, participante en el estudio, ha señalado: “Estamos ante cifras de supervivencia prácticamente inéditas en la oncología en la enfermedad avanzada; hay patologías no oncológicas consideradas crónicas en las que la tasa de supervivencia se aproxima a lo que revela este estudio”.

Para Eva Ciruelos, nunca antes en el desarrollo clínico de un fármaco contra el cáncer de mama la oncología española había tenido un peso tan grande.

Esta especialista ha resaltado que doctores e investigadores como José Baselga, Joan Albanell, Javier Cortés y Ana Lluch “han estado implicados” desde sus primeras fases en este trabajo.

También ha subrayado que todas las afectadas por este tipo de cáncer de mama podrán beneficiarse del nuevo tratamiento, que mejora la calidad de vida del paciente y reduce los efectos secundarios.

 Fuente: www.noticiaaldia.com

¿Ha aumentado el cáncer?

Expertos reunidos en un congreso de oncología en Madrid respondieron a SEMANA uno de los interrogantes que más atormentan a las personas sobre este enemigo silencioso.

cáncer

Casi todos viven  hoy de una u otra forma con el cáncer, ya sea porque se los han diagnosticado o un pariente o amigo lo padece. Esa familiaridad con dicho mal ha hecho pensar a muchos que se trata de una epidemia y que algo en el ambiente lo está disparando. Para la mayoría de los oncólogos esa apreciación no es errada.  Según Andrés Cervantes, miembro de la Sociedad Europea de Oncología Médica, el cáncer es una de las causas principales de muerte en el mundo “y  esperamos que aumente significativamente en personas mayores de 65 años”, dijo a SEMANA durante el congreso ESMO 2014 que se llevó a cabo en Madrid. Además se ven más casos en rangos de edad menores. “Vemos más pacientes de cáncer de mama de 27 años y el cáncer de colon, que era de viejos, en personas de 33 años”, dice Carlos Ortiz, oncólogo de la Clínica del Country, de Bogotá.

La Organización Mundial de la Salud, OMS, advirtió en un informe que publicó en febrero que el número de casos de cáncer aumentará 70 por ciento en 2035 cuando pase de 14 a 24 millones.  Esto se debe no solo al aumento de la población sino al hecho de que hoy la gente vive más y el cáncer es una enfermedad asociada a la edad.

Se ha dicho que las radiaciones electromagnéticas de los celulares y otros equipos electrónicos generan riesgo de cáncer. Otros estudios han determinado una incidencia de este mal del doble y hasta el triple en personas que viven en zonas cercanas a una exploración minera, pero “hasta ahora son teorías”, dice Ortiz. Los factores comprobados que influyen son la dieta, el tabaquismo y el sedentarismo. El informe de la OMS señala que 30 por ciento de los tumores se podrían prevenir solo con cambios en el estilo de vida. Un estudio demostró, por ejemplo, que el ejercicio tiene el mismo impacto en el cáncer de colon que la quimioterapia.

Lo preocupante es que casi la mitad de la gente no sabe que estos factores predisponen al cáncer y cuando preguntan por prevención buscan respuestas mágicas. “Quieren oír que lo mejor es comer, por decir algo, pera o mangostino,  pero las recomendaciones son más generales: dieta balanceada, reducir el consumo de grasas y azúcares, hacer ejercicio diario durante 20 minutos”, dice Carlos Vargas, oncólogo de la Fundación Santa fe de Bogotá.

Solo 10 por ciento de los tumores tienen una causa genética hereditaria “por lo tanto la gente debe dejar de pensar que tener cáncer es como una lotería, y empezar a hacer cambios en su estilo de vida”, señala Amanda McLean, del World Cancer Research Fund.

Aunque las cifras globales de cáncer aumentarán, cada tumor tendrá un futuro según las circunstancias que lo predisponen.  Por ejemplo, los que dependen de infecciones, como el cáncer de cuello uterino, causado por el virus del VPH, aumentarán en regiones pobres. Sin embargo, con el descubrimiento de la vacuna se espera tener una disminución en 20 a 30 años. “Las acciones en cáncer se ven a largo plazo”, dice Cervantes. “Así se vio con la vacunación contra la hepatitis B, que ha ayudado a disminuir la incidencia de cáncer hepático en los últimos 30 años”.

No pasa lo mismo con el cáncer de piel, que está en aumento en Estados Unidos. Según Jeffrey Weber, experto en melanoma del Moffitt Cancer Center, este tumor está relacionado con los rayos ultravioleta y “esta es una sociedad que tiene más tiempo libre, que busca el sol y no toma las precauciones para protegerse”, dice.

La incidencia de cáncer de mama ha bajado porque se ha descubierto que las terapias de suplencia hormonal durante la menopausia generan riesgo y “esa  práctica se dejó de hacer”, dice Hernán Carranza, oncólogo de la Clínica del Country. También hay más campañas para detectar tempranamente el cáncer. “Por eso a pesar de que hay más enfermedad también hay más casos curados porque se identifican a tiempo”, añade.

Hoy existen mejores tratamientos para el cáncer avanzado. En el evento se dio a conocer un estudio que involucra una nueva terapia para cáncer de seno metastásico HER 2 positivo, un subtipo agresivo de tumor.  Los expertos lo calificaron de asombroso porque el beneficio demostrado no tiene precedentes. Las pacientes estudiadas fueron tratadas con una combinación de pertuzumab y trastuzumab, dos medicamentos que regulan la actividad de la proteína HER2. Al darlas en asocio con una quimioterapia llamada docetaxel se vio una sobrevida global de 15,7 meses más que con la terapia convencional. Esto es importante porque “algunos medicamentos solo retrasan la progresión de la enfermedad, otros solo incrementan la supervivencia global cinco meses, pero 15,7 es realmente sorprendente”, dice Mariana Chávez McGregor, oncóloga del MD Anderson.

También se vieron avances en terapias inmunológicas, un área de investigación muy activa por estos días pues se han encontrado maneras de estimular este ejército natural para combatir el cáncer.  Un estudio realizado por Weber mostró que en pacientes con melanoma avanzado, que tienen opciones limitadas de tratamiento, ofrecerles el anticuerpo monoclonal nivolumab mejora las tasas de respuesta y por más tiempo que la quimioterapia estándar.  “Aún no podemos prescindir de la quimioterapia pero este estudio la pone más cerca al ataúd”, dice el experto.

El aspecto inmune cobra importancia porque el cáncer tiene mecanismos para ocultarse y se ha logrado ponerlos al descubierto. También se han ideado vías para soltar los frenos del sistema inmune para que lo ataque de manera más eficaz. Los estudios empezaron en melanoma, una patología muy maligna, “pero hoy vemos que se puede utilizar en otros tumores”, agrega Ortiz.

A pesar de los avances, la lucha contra el cáncer resultó ser más complicada de lo que se pensaba.  Hoy se sabe que no es una enfermedad sino muchas, cada una  tan diversa como la otra. Y no solo eso: en cada órgano hay subtipos de cáncer totalmente diferentes unos de otros. “Eso hace que cada paciente sea único”, dice Gerard Evan, biólogo de la Universidad de Cambridge, y que su tratamiento deba ser más personalizado.

Además de eso el cáncer tiene una gran capacidad de evolucionar y volverse resistente al tratamiento porque encuentra vías alternas para sobrevivir.  Mientras más avanzados los tumores son más heterogéneos, es decir “que en el mismo hay células que responden a un medicamento pero otras que no”, dice Vargas.

Esa complejidad ha hecho que  los tratamientos en cáncer hayan cambiado en una manera evolutiva pero no revolucionaria. “Cuando empecé en esto, en cáncer de colon la sobrevida promedio era de nueve meses y ahora es de 30. Fue pasando de 9 a 15 y así poco a poco hasta llegar a 30”, dice Weber.

El cáncer supone un reto para países como Colombia donde todavía la pobreza, la falta de educación y las barreras para acceder al sistema de salud son factores carcinogénicos. Según la oncóloga Sandra Franco, “aún muchos pacientes llegan con cáncer de seno avanzado porque entre el diagnóstico y el tratamiento pasan hasta seis meses”.

Para que todos los pacientes se beneficien de los avances se requiere además que el Invima apruebe las nuevas terapias, pero eso no sucede hoy. “Hay medicamentos cuya efectividad ha sido probada científicamente pero aquí no tienen registro. En cáncer de pulmón, por ejemplo, estamos atrasados tres años con respecto al mundo”, señala Carranza. Todo esto muestra que el desafío a futuro es inmenso y que solo con campañas preventivas y un sistema coordinado y ágil de atención, se podrá controlar esa amenaza silenciosa.

Fuente: www.semana.com

10 preguntas sobre el tumor cerebral

Alba Jiménez.  Madrid.

El joven investigador gallego ha descubierto y publicado en la revista «Frontiers Oncology» (del Grupo Nature) que un grupo de genes podría explicar por qué los meningiomas (tumores cerebrales benignos) progresan y se vuelven cancerígenos.

tumor cerebral

1.- ¿Qué le llevó a centrar su trabajo en los meningiomas?

Son tumores derivados de las meninges (especie de vainas que recubren el Sistema Nervioso Central (SNC)) y constituyen la neoplasia originaria del SNC más frecuente, llegando a suponer un tercio del total de las mismas. Son comúnmente benignos.

2.- Pero existen puntos candentes sobre su comportamiento…

Pueden ocasionar complicaciones graves derivadas de su «efecto masa», como parálisis, que pueden ser irreversibles o asentarse en lugares inaccesibles a la extracción quirúrgica. Además, es frecuente que reaparezcan una vez extirpados en formas más agresivas que tienen un pronóstico infausto y no se benefician de los tratamientos existentes, por lo que es necesario dirigir la investigación hacia el entendimiento de los mecanismos que facilitan la reaparición de los tumores y su comportamiento agresivo.

3.-¿Qué signos permiten detectarlo?

Las características clínicas de los meningiomas se solapan con muchos otros procesos neurológicos, ya que son principalmente derivados del efecto compresivo que ejercen en el cráneo y el canal vertebral. Según donde se localicen pueden causar dolor de cabeza, alteración de visión o de movimientos oculares y del habla, parálisis, ataques epilépticos. A veces debutan con una hemorragia intracraneal.

4.- ¿Por qué cree que hasta ahora eran poco conocidos los factores que determinan su malignidad?

Suelen ser benignos y no son la principal causa de mortalidad oncológica cerebral. Otros, como el glioblastoma multiforme, son menos frecuentes pero al tener un pronóstico peor causan más muertes, por lo que la comunidad científica se ha centrado en estudiarlos de forma preferente. Pero la alta frecuencia de los meningiomas implica un número considerable de muertes y de pérdida de calidad de vida, así que es esperable que en el futuro los mecanismos que les confieren malignidad sean más estudiados.

5.-¿Qué probabilidad hay de que se comporten de forma agresiva y cuáles son los motivos?

Cerca del 81 por ciento de los meningiomas son benignos; el 15-20 por ciento, atípicos y el 1-5 por ciento, cancerígenos. Los atípicos muestran características de ambos (no forman metástasis pero sí pueden invadir estructuras adyacentes). Los mecanismos de malignidad de estos tumores están bajo estudio, y mi investigación, junto con la de equipos internacionales, revela que hay rutas biológicas que cuando se activan o bloquean favorecen la progresión a formas agresivas.

6.- ¿Qué complicaciones puede desencadenar el no detectarlo a tiempo?

Las complicaciones dependen de la localización, el tamaño y de las estructuras adyacentes que afecte. En el caso de los meningiomas, hay que tener en cuenta que la compresión crónica de estructuras nerviosas provoca pérdida de función. Por ejemplo, la pérdida de visión por la compresión de los nervios ópticos puede ser reversible los primeros meses y transformarse en irreversible. Finalmente, el hecho de detectar el tumor de forma tardía favorece su transformación maligna, lo cual implica abordajes quirúrgicos más agresivos con mayor mortalidad.

7.- ¿Existe algún tipo de tratamiento efectivo en la actualidad?

Los benignos localizados en áreas accesibles son tratados con cirugía y radioterapia. Pero existen nueve tipos de meningiomas benignos y algunos tienen más tendencia a la reaparición cancerígena. Las formas cancerígenas y no extirpables resistentes a radioterapia se benefician poco de la quimioterapia. Esto hace necesario investigar el efecto de fármacos para otros tumores y otros nuevos en estos tipos de meningiomas malignos.

8.- En su trabajo detectó genes relacionados con vías de señalización característicos de tumores, como el de mama, que pueden ser significativos. ¿En qué consisten estos hallazgos?

He descrito un grupo de genes relacionados entre sí que se asocia al estadio clínico de los meningiomas, y la existencia de ciertas regiones que se asocian con el estadio tumoral y que, en conjunto con los anteriores datos, apuntan hacia la implicación de una serie de rutas biológicas en la transformación maligna de los meningiomas. Un grupo destacado de genes es los que facilitan la separación de los cromosomas en la división celular y son una diana terapéutica conocida en cáncer de mama.

9.- Dice que ha recibido llamadas interesándose por hacerlo realidad…

Estoy promoviendo un proyecto biotecnológico para crear una empresa dedicada a producir nuevas terapias ultra-específicas y personalizadas para cualquier tipo de enfermedad crónica. Mis colaboradores y yo no paramos de tratar con inversores. Esperamos que el Estado tome constancia de la importancia que tiene crear industria biotecnológica en España y nos apoye, pues aportaría beneficios socio-económicos.

10.- Hay fármacos empleados en cáncer de mama que podrían dar buenos resultados porque el mecanismo molecular es similar.

Los cánceres tienen en común ciertos grupos de rutas biológicas y de genes cuyo bloqueo puede aportar efectos beneficiosos en tumores distintos. Publicaremos un artículo para llamar la atención sobre los meningiomas y fármacos para otros tumores que pueden tener efectos beneficiosos. Pero, aunque son grandes avances, aún no son curativos, pues cada tumor tiene características genómicas que lo hacen único.

 

Fuente: www.larazon.es

 

Científicos británicos revelan una proteína relacionada con el cáncer

La proteína APC/C juega un papel esencial en la investigación de células cancerosas y contribuye al desarrollo de nuevos tratamientos.

La reconstrucción de la proteína humana APC/C juega un papel esencial en la investigación de células cancerosas

La reconstrucción de la proteína humana APC/C juega un papel esencial en la investigación de células cancerosas

Científicos del Instituto de Investigación del Cáncer, en Londres y el Laboratorio del Consejo de Investigación Médica de Biología Molecular en Cambridge han logrado desvelar la estructura de una de las proteínas fundamentales y a la vez, más complejas en la división celular. Este proceso juega un papel esencial tanto en la vida, como en el desarrollo de células cancerosas.

Los científicos dedicaron años a comprender exactamente cómo las células cancerosas se dividen de forma inapropiada. Ahora su investigación, que se publicó ayer en la revista «Nature», contribuirá al desarrollo de nuevos fármacos y tratamientos.

El cáncer aparece cuando una célula empieza a dividirse de forma incontrolada, perdiendo los mecanismos que hacen que la división sea correcta. De hecho, se podría afirmar que las células cancerosas son células normales hasta un determinado momento en que se alteran algunos genes.

¿Cómo han logrado llegar hasta aquí? Los investigadores consiguieron extraer las primeras imágenes detalladas del complejo promotor de la anafase (APC/C). El APC/C realiza una amplia gama de tareas vitales asociadas con la mitosis, el proceso durante el cual una célula copia sus cromosomas y los separa en dos células separadas y que todos los animales y las plantas utilizan en la división celular.

Tras reconstruir el APC/C humano, emplearon una combinación de microscopía electrónica e imágenes de software para visualizarlo con una resolución de menos de una milmillonésima parte de un metro.

La resolución era tan fina que permitió a los investigadores observar la estructura secundaria, el conjunto de bloques de construcción básicos que se combinan para formar cada proteína.

Este avance contribuirá a mejorar la comprensión de cómo las células copian sus cromosomas y se dividen, pudiendo revelar sitios de unión para futuros fármacos contra el cáncer.

«Es muy gratificante descubrir la estructura detallada de esta importante proteína, que es a la vez una de las más importantes y más complicadas que se encuentra en toda la naturaleza. Esperamos que nuestro descubrimiento abra nuevas vías de investigación que aumenten nuestra comprensión del proceso de la mitosis y, en última instancia, conduzca al descubrimiento de nuevos fármacos contra el cáncer», señaló David Barford, del Laboratorio del Consejo de Investigación Médica de Biología y director del estudio.

 Estudios previos dirigidos por el mismo equipo han mostrado una estructura globular de APC/C de resolución mucho más baja, pero la estructura secundaria no habían sido previamente asignada.

«El nuevo estudio es un gran paso adelante en nuestra comprensión de la división celular. Cuando este proceso sale mal es una diferencia fundamental que separa a las células cancerosas de los individuos sanos. Comprender exactamente cómo las células cancerosas se dividen de forma inapropiada es crucial para el descubrimiento del cáncer innovando en tratamientos para mejorar los resultados para los pacientes con cáncer», añadió el profesor Paul Workman, Interim Director Ejecutivo de The Institute of Cancer Research.

Fuente:  http://www.abc.es/

Massagué: En cinco años un análisis de sangre podrá detectar el cáncer

El científico catalán Joan Massagué, una de las primeras autoridades mundiales en la investigación del cáncer, cree que en 5 años será posible detectar muchos tipos de tumores con sólo un análisis de sangre, una revolución, dice, en la detección precoz de una enfermedad que va camino de normalizarse.

cancer-massague--644x362

El científico español es director del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York

«Lo llamo revolución porque puede ir muy rápido, es económico e implementable en todo el mundo, como lo fue en su día Internet o la telefonía móvil», afirma, en una entrevista con Efe, el director del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York.

Según Massagué, esa revolución está en sus comienzos y se empieza a implementar ahora pero va tan rápido que aplicar esta técnica «podría ser cosa de poco tiempo, de cuatro o cinco años».

«Ahora que las técnicas de secuenciación del ADN de los tumores han avanzado tantísimo y son tan económicas, uno puede hacer análisis de sangre para ver si hay restos de ADN de algún tumor que tengamos en el organismo. No sabemos dónde, pero está soltando células, algunas de ellas se deshacen, mueren y su contenido de ADN con sus mutaciones está en la circulación», explica.

El nivel de mutación cancerígena en sangre se puede leer con técnicas «altamente sensibles» y, a partir de esos indicadores, ver la posibilidad de que el paciente esté desarrollando un tumor maligno en alguna parte de su organismo, que habría que localizar después con un chequeo a fondo.

«Esto suena complejo pero vale para decir que estamos probablemente ante una revolución en la detección precoz aplicable a muchos cánceres, no sólo al de mama y al de colon», ha apuntado.

Eliminar el cáncer con defensas propias

Massagué ha inaugurado esta semana los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) con un mensaje esperanzador: antes de que pasen 50 años el cáncer estará dominado como lo están desde mediados del siglo XX las enfermedades infecciosas.

Y asegura que incluso el horizonte de 2050 es «conservador» porque va a ser antes cuando se llegue «a un nivel de satisfacción bastante importante en nuestra relación con el cáncer y nuestra capacidad de gestionarlo».

Inmunoterapia es otro frente en la batalla contra el cáncer

Ese objetivo se conseguirá, por un lado, convirtiendo en rutinaria la secuenciación, es decir la lectura completa y a fondo, del tumor que se haya extraído en el quirófano. El oncólogo tiene así una información «exquisita y medicamentos que puede aplicar o no según lo que esta información le dice», apunta.

Otro de los frentes abiertos en la batalla de la ciencia contra el cáncer es la inmunoterapia, que ya ha empezado a aplicarse y «va a aumentar de manera muy importante como terapia normal del cáncer en general».

«Nuestro organismo constantemente hace pequeños errores de intentar generar tumores, no adrede sino por accidente, con tantas células y tantos tejidos que están constantemente renovándose. Y nuestro sistema inmunitario está constantemente limpiándonos de estos prototumores. El cáncer que sale es porque sorteó, se escapó de esta vigilancia», explica.

Y añade: «Si reforzamos el sistema inmunitario para que acabe de atacar aquel cáncer, vamos a eliminar cánceres gracias a nuestras propias defensas».

Saliendo del oscurantismo

Luego están los avances que se están produciendo a la hora de entender la metástasis, en como reacciona la prole de un tumor que se ha esparcido por órganos que para las células del cáncer «son muy nuevos y muy hostiles», por lo que se pueden «cazar y atrapar mejor» que cuando forman parte de un tumor que está creciendo activamente.

Es la convergencia de esos tres elementos y de otros la que, a su juicio, ya está transformando la relación del ser humano con el cáncer en «normal» como sucedió con las infecciones, aunque algunas de ellas sean muy serias y causen muchas víctimas.

Massague considera que es hora de un cambio de mentalidad y dice que un ejemplo de la mala relación que aún se tiene con el cáncer es que en los medios de comunicación «las personas todavía dudan en decir tengo un cáncer de tal». «¿Por qué? -se pregunta- No es ninguna vergüenza y empezamos a entender la enfermedad».

Debería haber un cambio de mentalidad sobre el cáncer y su percepción

Recuerda que en el siglo XVI a quien tenía una infección le llamaban apestado y señala que en el cáncer se está saliendo todavía «de la época del oscurantismo». Se debe a que la sociedad «se afana en explicar lo que no conoce y se inventa cosas», explicaciones esotéricas, religiosas o seudocientíficas.

Pero ahí entra la ciencia: «La ciencia explica y una vez explicado eso se ve claro y a nadie le llaman apestado o lo van a decir cosas que todavía se dicen a los pobres pacientes de cáncer».

Massagué cree que le ha tocado vivir «la época más apasionante de la oncología, la gran inflexión», después de décadas de promesas que han causado «frustración» a una sociedad a la que a comienzos de los sesenta se le anunció que comenzaba la gran batalla para acabar con el cáncer. Fue el reto que en 1971 lanzó el presidente estadounidense Richard Nixon y, junto a él, la comunidad internacional. «Estamos en aquel momento que la promesa había vaticinado», anuncia.

Fuente: http://www.abc.es/

La aspirina desacelera los cambios en los genes que causan el cáncer

Por: Yakari Prado – El Nacional Web

Aunque la eventual protección de este medicamento frente al cáncer ya había sido anticipada antes, una investigación publicada en Journal of The National Cancer Institute explica que el medicamento de uso común ralentiza las modificaciones que propician el desarrollo de tumores

Un estudio publicado recientemente en Journal of the National Cancer Institute concluyó que el uso habitual de aspirina ralentiza el envejecimiento, mientras que el tabaquismo lo acelera.

La investigación corresponde a científicos de la Universidad de Basilea, que examinaron muestras del tejido intestinal de 550 mujeres de más de 50 años para analizar grupos metilo específicos del ADN, que cambian con el paso del tiempo y hacen más propenso el organismo a desarrollar cáncer.

Los científicos compararon este tipo de ADN con la información proporcionada por las participantes de la investigación acerca de su estilo de vida. Detectaron entonces que en aquellas que admitían fumar, había cambios en los marcadores genéticos que se asociaban con el desarrollo del cáncer: estos cambios eran más rápidos; mientras que en las que usaban aspirina, las modificaciones en estos genes eran más lentas que en la población control.

La aspirina es un antiinflamatorio no esteroide usado tradicionalmente contra el dolor y la fiebre. Pese al hallazgo, los investigadores aclararon que no se puede tomar aspirina exclusivamente para prevenir el cáncer, sin sugerencia médica. La razón es que dicho fármaco puede desencadenar efectos secundarios, como aumentar la posibilidad de sufrir una hemorragia o sangrado en empleos a largo plazo, o en el caso de países con presencia importante de virus que supongan riesgo de hemorragias, como el dengue.

Trabajos previos habían soportado este nuevo hallazgo. En 2013, un estudio que fue divulgado por The Lancet  avaló el empleo de la aspirina en otros tumores, como los de próstata, pulmón o vejiga.

Un nuevo escáner para controlar el mieloma

imagen digital..

Rodney Benjamin padece mieloma, un tipo de cáncer de la médula ósea que afecta a las células plasmáticas.

Esta enfermedad no tiene cura pero puede y debe ser controlada constantemente. Un tratamiento adecuado podría permitir al paciente controlar el avance de la enfermedad durante años.

Rodney Benjamin es uno de los 26 pacientes que participan en un estudio piloto para probar un nuevo escáner en el Royal Marsden Hospital de Londres.

Este escáner reduce las posibilidades de que el paciente tenga que hacer frente a varias biopsias de médula ósea, algo normalmente muy doloroso y que además no desvela a los médicos cuál es el verdadero alcance de la enfermedad.

“Hacer una biopsia de un hueso es algo muy doloroso para el paciente y hacer varias biopsias es algo que a los pacientes no les apetece mucho por decirlo de alguna manera. Además, este tipo de biopsias son limitadas, no se pueden hacer en todo el cuerpo sino solo en un área determinada. Así que poder realizar un escáner de este tipo de la médula ósea y de todo el esqueleto al mismo tiempo sería algo excelente”, explica la Profesora Nandita de Souza.

Según el estudio realizado, los pacientes son sometidos a un escáner de todo el cuerpo antes y después del tratamiento. En un 86% de los casos los médicos formados para trabajar con este nuevo escáner fueron capaces de detectar si el paciente respondía o no correctamente al tratamiento y así pudieron realizar las modificaciones necesarias.

Rodney Benjamin padece mieloma desde hace diez años.

“Poder someterse a un escáner de este tipo regularmente, realizar análisis de sangre e ir adaptando la medicación que necesitas es algo crucial”, explica Benjamin.

Los científicos del Royal Marsden Hospital aseguran que deberán realizarse nuevos estudios sobre el uso de este escáner con el objetivo de mejorarlo.

Fuente: http://es.euronews.com/