Ir al contenido

Sistema Nervioso Central (SNC)

10 preguntas sobre el tumor cerebral

Alba Jiménez.  Madrid.

El joven investigador gallego ha descubierto y publicado en la revista «Frontiers Oncology» (del Grupo Nature) que un grupo de genes podría explicar por qué los meningiomas (tumores cerebrales benignos) progresan y se vuelven cancerígenos.

tumor cerebral

1.- ¿Qué le llevó a centrar su trabajo en los meningiomas?

Son tumores derivados de las meninges (especie de vainas que recubren el Sistema Nervioso Central (SNC)) y constituyen la neoplasia originaria del SNC más frecuente, llegando a suponer un tercio del total de las mismas. Son comúnmente benignos.

2.- Pero existen puntos candentes sobre su comportamiento…

Pueden ocasionar complicaciones graves derivadas de su «efecto masa», como parálisis, que pueden ser irreversibles o asentarse en lugares inaccesibles a la extracción quirúrgica. Además, es frecuente que reaparezcan una vez extirpados en formas más agresivas que tienen un pronóstico infausto y no se benefician de los tratamientos existentes, por lo que es necesario dirigir la investigación hacia el entendimiento de los mecanismos que facilitan la reaparición de los tumores y su comportamiento agresivo.

3.-¿Qué signos permiten detectarlo?

Las características clínicas de los meningiomas se solapan con muchos otros procesos neurológicos, ya que son principalmente derivados del efecto compresivo que ejercen en el cráneo y el canal vertebral. Según donde se localicen pueden causar dolor de cabeza, alteración de visión o de movimientos oculares y del habla, parálisis, ataques epilépticos. A veces debutan con una hemorragia intracraneal.

4.- ¿Por qué cree que hasta ahora eran poco conocidos los factores que determinan su malignidad?

Suelen ser benignos y no son la principal causa de mortalidad oncológica cerebral. Otros, como el glioblastoma multiforme, son menos frecuentes pero al tener un pronóstico peor causan más muertes, por lo que la comunidad científica se ha centrado en estudiarlos de forma preferente. Pero la alta frecuencia de los meningiomas implica un número considerable de muertes y de pérdida de calidad de vida, así que es esperable que en el futuro los mecanismos que les confieren malignidad sean más estudiados.

5.-¿Qué probabilidad hay de que se comporten de forma agresiva y cuáles son los motivos?

Cerca del 81 por ciento de los meningiomas son benignos; el 15-20 por ciento, atípicos y el 1-5 por ciento, cancerígenos. Los atípicos muestran características de ambos (no forman metástasis pero sí pueden invadir estructuras adyacentes). Los mecanismos de malignidad de estos tumores están bajo estudio, y mi investigación, junto con la de equipos internacionales, revela que hay rutas biológicas que cuando se activan o bloquean favorecen la progresión a formas agresivas.

6.- ¿Qué complicaciones puede desencadenar el no detectarlo a tiempo?

Las complicaciones dependen de la localización, el tamaño y de las estructuras adyacentes que afecte. En el caso de los meningiomas, hay que tener en cuenta que la compresión crónica de estructuras nerviosas provoca pérdida de función. Por ejemplo, la pérdida de visión por la compresión de los nervios ópticos puede ser reversible los primeros meses y transformarse en irreversible. Finalmente, el hecho de detectar el tumor de forma tardía favorece su transformación maligna, lo cual implica abordajes quirúrgicos más agresivos con mayor mortalidad.

7.- ¿Existe algún tipo de tratamiento efectivo en la actualidad?

Los benignos localizados en áreas accesibles son tratados con cirugía y radioterapia. Pero existen nueve tipos de meningiomas benignos y algunos tienen más tendencia a la reaparición cancerígena. Las formas cancerígenas y no extirpables resistentes a radioterapia se benefician poco de la quimioterapia. Esto hace necesario investigar el efecto de fármacos para otros tumores y otros nuevos en estos tipos de meningiomas malignos.

8.- En su trabajo detectó genes relacionados con vías de señalización característicos de tumores, como el de mama, que pueden ser significativos. ¿En qué consisten estos hallazgos?

He descrito un grupo de genes relacionados entre sí que se asocia al estadio clínico de los meningiomas, y la existencia de ciertas regiones que se asocian con el estadio tumoral y que, en conjunto con los anteriores datos, apuntan hacia la implicación de una serie de rutas biológicas en la transformación maligna de los meningiomas. Un grupo destacado de genes es los que facilitan la separación de los cromosomas en la división celular y son una diana terapéutica conocida en cáncer de mama.

9.- Dice que ha recibido llamadas interesándose por hacerlo realidad…

Estoy promoviendo un proyecto biotecnológico para crear una empresa dedicada a producir nuevas terapias ultra-específicas y personalizadas para cualquier tipo de enfermedad crónica. Mis colaboradores y yo no paramos de tratar con inversores. Esperamos que el Estado tome constancia de la importancia que tiene crear industria biotecnológica en España y nos apoye, pues aportaría beneficios socio-económicos.

10.- Hay fármacos empleados en cáncer de mama que podrían dar buenos resultados porque el mecanismo molecular es similar.

Los cánceres tienen en común ciertos grupos de rutas biológicas y de genes cuyo bloqueo puede aportar efectos beneficiosos en tumores distintos. Publicaremos un artículo para llamar la atención sobre los meningiomas y fármacos para otros tumores que pueden tener efectos beneficiosos. Pero, aunque son grandes avances, aún no son curativos, pues cada tumor tiene características genómicas que lo hacen único.

 

Fuente: www.larazon.es